Detienen al jefe de Sanidad del penal de Batán por dar medicamentos a presos a cambio de favores sexuales

Se trata de un radiólogo, que proveía de ansiolíticos y otros remedios a internos tras abusarlos en un área de la cárcel en desuso.

El radiólogo acusado de abusos sexuales operaba en la cárcel de Batán. (La Capital)
El radiólogo acusado de abusos sexuales operaba en la cárcel de Batán. (La Capital)

El jefe del área de Sanidad del penal de Batán, en el partido de General Pueyrredon, fue detenido tras ser acusado por la Justicia local de abuso sexual, por someter a un preso a cambio de medicamentos. Se trata del radiólogo Juan Carlos Salas (48), denunciado por dos internos de haberles provisto su medicación bajo la condición de tener relaciones sexuales.

La imputación la efectuó la fiscal María Florencia Salas y el operativo estuvo a cargo de la DDI Mar del Plata, tras la autorización de la Justicia de Garantías.

Según informan medios marplatenses, Salas quedó acusado de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante y abuso sexual con acceso carnal. Al momento de la fiscalía tiene probado, prima facie, dos hechos.

Según trascendió, la mecánica de acción era el suministro de drogas o pastillas a cambio de favores sexuales, con un claro consentimiento viciado ante la vulnerabilidad de la víctima por la situación de poder al ser jefe de sanidad sumado a la dependencia de pastillas que generaba.

El modus operandi

Salas estaba a cargo de la Jefatura de Sanidad de las Unidades Penales 15, 44 y 50 de Batán y tenía acceso a todas las dependencias del complejo. “Un sector de la vieja área de Sanidad en desuso se ofreció para el funcionamiento del programa Jóvenes Adultos destinado a capacitaciones a internos de 18 a 21 años, por lo que tenía un contacto diario con muchos de sus asistentes”, dijo una fuente consultada por el portal 0223.

“Buscaba la confianza de los más jóvenes, especialmente si sabía que no tenía contacto familiar y que no recibía alimentos desde el exterior. En esa dinámica de tenerlos cerca hizo pasar a uno de los internos como portador de HIV para que accediera al refuerzo de comida”, explicaron.

El paso siguiente a ese contacto inicial incluía la entrega de droga o medicamentos a cambio de favores sexuales. “Antes de entregar las pastillas –especialmente ansiolíticos- se trasladaba con las víctimas a una antigua sala de rayos o a una oficina de acceso privado para abusarlos sexualmente”, agregaron.

“Algunas declaraciones hablan de que el imputado entregaba de a 300 pastillas de rivotril o clonazepam”, explicó por su parte a La Capital otra fuente de la investigación.

Las denuncias y el arresto

Los hechos atribuidos al radiólogo Salas fueron denunciados inicialmente por la Comisión Provincial de la Memoria, aunque también tomó conocimiento el juez de ejecución, Ricardo Perdichizzi durante una audiencia, lo que llevó a que hiciera una presentación en una fiscalía. Ambas denuncias quedaron unificadas en la Fiscalía N°1.

El radiólogo fue interceptado en el cruce de Falucho y Santiago del Estero, mientras que otra comisión de la DDI junto con personal de la fiscalía requisaron su gabinete en la cárcel. Allí se logró el secuestro de evidencia que permite probar los hechos, como preservativos usados en el sector de ex sala de rayos a las que tenía acceso, gel íntimo y documentación. (DIB) MM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí