Mar del Plata: cae “viuda negra” que asaltaba a hombres que la contrataban para servicios sexuales

Micaela Silva, de 24 años, estaba prófuga desde agosto. Se la acusa de formar parte de una banda que robaba hombres que arreglaban una cita con ella.

9
Una de las fotos con las que “Mica” se promocionaba en los sitios web.
Una de las fotos con las que “Mica” se promocionaba en los sitios web.

Luego de tres meses de investigación, la Policía de Mar del Plata logró detener a Micaela Silva, una “viuda negra” buscada por dos asaltos a hombres que la habían contratado por servicios sexuales a través de un sitio web.

“Mica”, como se apodaba Micaela Mercedes Silva (24) en las redes, fue arrestada cuando se desplazaba como acompañante en un automóvil Peugeot 208 sobre el que pesaba un pedido de secuestro por robo desde marzo de 2021. Su detención, llevada a cabo por personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) local luego de numerosas tareas de inteligencia, se produjo el lunes a la tarde en la vía pública.

Según informó el medio local La Capital, el rodado había sido denunciado como sustraído en la comisaría 8ª de La Plata el 22 de marzo de 2021 y era conducido por un hombre de 48 años, ahora imputado del delito de “encubrimiento”.

Silva era el último eslabón que faltaba de la banda que cometió los delitos denunciados entre el 19 de julio y el 2 de agosto. Sus cómplices, tres delincuentes que irrumpían cuando ella se hallaba con las víctimas, fueron arrestados durante distintos allanamientos a lo largo de los meses.

Invierno de terror

El proceso que llevó a la detención de la banda comenzó el 19 de julio, cuando se realizó la primera denuncia por un hombre que había conocido a “Mica” el día anterior a través de la página web de contactos sexuales Skokka. El denunciante se encontró con la mujer en su departamento de Independencia al 800 y la velada se desarrolló con normalidad.

Al día siguiente, el mismo cliente volvió a contratar los servicios de “Mica”. La joven, en un momento, le propone al hombre comprar “unas cervezas” y le ofreció llamar por teléfono a un presunto delivery de bebidas alcohólicas. Cuando llegaron las “cervezas”, el dueño de casa bajó a abrir y allí fue emboscado por tres delincuentes. Le robaron dinero, ropa, un teléfono celular y otros elementos. En todo momento, la mujer simuló también ser una víctima del robo.

El fiscal Mariano Moyano, a cargo de la investigación, solicitó el análisis de las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona y encontraron a los tres asaltantes mientras caminaban por las inmediaciones del edificio de la víctima.

Otra denuncia

En agosto hubo otra denuncia por un hecho similar en inmediaciones del puerto. La nueva investigación también recayó en la oficina de Moyano, quien entonces ordenó la intervención de la DDI para cotejar si se trataba de las mismas personas. Ahí descubrieron que alrededor de las 2 de la mañana del 2 de agosto otro hombre se había convertido en el segundo blanco de “Mica” y sus secuaces. Esta vez, además, la joven escapó del lugar junto a sus cómplices, por lo que la investigación se orientó directamente hacia ella como principal autora de los asaltos.

La chica había llegado a la casa de la víctima en un Renault Sandero Stepway de color bordó. Con ese dato, sumado a las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad en el primer hecho, los investigadores pudieron avanzar en la pesquisa y lograron identificar el vehículo y a su propietario. El 22 de agosto el fiscal ordenó un operativo que permitió secuestrar el automóvil y detener al dueño, un hombre con antecedentes penales de nombre Jorge Eduardo Escobar.

En otros allanamientos cayeron dos cómplices más.

La “viuda negra” se mantuvo prófuga hasta la tarde del lunes, cuando la detuvieron en inmediaciones de las calles Lasalle y Concepción Arenal de la ciudad balnearia.

Los hechos de los que se acusa a la gavilla de delincuentes están calificados como “robo agravado en poblado y en banda”, en el primer caso, mientras que el segundo fue caratulado como “robo doblemente agravado por ser cometido en poblado y en banda y por el uso de arma”. (DIB) MM