13.9 C
La Plata
13/09/2022
InicioPolítica“Un alegato político partidario”: por qué la DAIA no firmó el documento...

“Un alegato político partidario”: por qué la DAIA no firmó el documento leído en Plaza de Mayo

En un comunicado, la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas señaló que “se deben eliminar los discursos y las acciones violentas desde todos los sectores”.

Publicidad
Publicidad

La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) emitió un comunicado para explicar por qué se retiró de la Casa Rosada sin firmar el repudio que fue leído en Plaza de Mayo durante el acto por el atentado contra a Cristina Fernández de Kirchner. “El documento posee un alegato político partidario”, argumentaron, y afirmaron que “se deben eliminar los discursos y las acciones violentas desde todos los sectores”.

La DAIA abandonó la sede del Gobierno sin firmar el documento elaborado por funcionarios, sindicalistas, artistas y miembros de organizaciones de derechos humanos, que apuntó contra la oposición y los medios de comunicación.

Horas más tarde publicó un comunicado para brindar las razones por las cuales no adhirieron al repudio.

El comunicado de la DAIA.
El comunicado de la DAIA.

“La DAIA concurrió en el día de hoy a un acto convocado por el Gobierno Nacional a los diversos credos de nuestro país con el fin de condenar el intento de magnicidio contra la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner y respaldar la democracia, la diversidad y la convivencia en paz”, comienza el texto.

Acto seguido, explica que “debido a que el documento posee un alegato político partidario decidimos no adherir y retirarnos en formas en forma previa a la firma del mismo”.

Por último, destacó la necesidad de “eliminar los discursos y las acciones violentas desde todos los sectores de nuestra sociedad para garantizar el bienestar de la república y la democracia”.

“Negación y estigmatización”

El texto, leído ayer en Plaza de Mayo por Alejandra Darín, presidenta de la Asociación Argentina de Actores, afirma entre sus párrafos que “desde hace varios años, un sector minúsculo de la dirigencia política y de sus medios partidarios viene repitiendo un discurso de odio, de negación del otro, de estigmatización, de criminalización de cualquier dirigente popular o afín al peronismo, y aún de cualquier simpatizante”.

Además, se asevera que “nadie es individualmente responsable por las acciones de otros, pero quienes cedieron minutos de aire a los discursos de odio deberán reflexionar sobre cómo han colaborado para que lleguemos hasta esta situación”. (DIB) MM

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad