Apuestas online: argentinos, con buen comportamiento

Según una encuesta, los argentinos casi no reciben advertencias sobre el tiempo de juego y los riesgos de adicción.

Las apuestas online en la mira.

Ocho de cada 10 argentinos que juegan y apuestan online nunca recibió una advertencia sobre su comportamiento y los posibles riesgos de generar una adicción, según una encuesta reciente.

Más del 90% de los argentinos se considera “responsable” a la hora de jugar y apostar en línea y el 64% afirma que lo hace “por diversión”. Los datos surgen de una encuesta realizada por Playtech, compañía de desarrollo de software de juegos de azar, a través de la plataforma Toluna, que tomó datos de más de 2500 jugadores de Argentina, Brasil, Perú, Chile y Colombia.

Argentina marcó la tendencia en cuanto a la desprotección que reflejaron los jugadores. Según la encuesta, el 84% de los argentinos nunca recibió una advertencia sobre su nivel de juego y las posibles problemáticas que se desprendan de ello.

La cifra es la más alta de toda Latinoamérica y contrasta con Brasil, por ejemplo, donde el 52% de los encuestados dijo haber sido alertado sobre su comportamiento con el juego.

Las apuestas online y los juegos de azar virtuales ya generan en Argentina ingresos por 2.400 millones de dólares. El sector viene creciendo de forma sostenida y se potenció durante la pandemia de coronavirus. Tanto es así que Argentina lidera a nivel regional el “growth score” (tabla de crecimiento) que mide el uso de aplicaciones y juegos online con relación a la cantidad de usuarios y las descargas realizadas.

Según reveló el estudio, entre los pocos argentinos que recibieron advertencias sobre su comportamiento en el juego online, el 21% dice haber cambiado su postura y tomado un descanso de las apuestas.

En cambio, el 31% aseguró que, pese a la señal de alarma, no cambió su comportamiento. En tanto, el 15% no está seguro, pero cree que recibir la advertencia ha tenido algún efecto, el 2% dejó de jugar inmediatamente y otro 2% consideró que las advertencias lo hicieron apostar aún más. (DIB)