Un pavoroso incendio en una papelera de Quilmes provocó graves destrozos

Las llamas devoraron al menos dos depósitos de Papel Pampa, en la localidad de La Florida. No hubo heridos. Investigan por qué se originó.

El fugo consumió dos depósitos de la ex Papelera Massuh, en el Camino General Belgrano. (Twitter)
El fugo consumió dos depósitos de la ex Papelera Massuh, en el Camino General Belgrano. (Twitter)

El incendio de al menos dos depósitos de la papelera Papel Pampa, en la localidad de La Florida, en el partido bonaerense de Quilmes, y que comenzó alrededor de las seis de la tarde del martes 3 de enero, continuaba siendo combatido en horas del mediodía de este miércoles por varias dotaciones de bomberos de toda la zona.

Más temprano se habían convocado unidades de otras localidades al reiniciarse las llamas. “Se están convocando nuevas dotaciones, no sabemos bien qué sucedió, pero al parecer se reinició el fuego”, indicaron fuentes de los bomberos voluntarios, aunque también se afirmó que podría ser para realizar un recambio de personal ante la cantidad de horas que lleva el siniestro.

Pese a que los bomberos trabajaron durante toda la madrugada, el fuego que había en los dos depósitos “no pudo ser extinguido por completo”, debido a la cantidad de material inflamable.

Se presume que todo se inició cuando el fuego se focalizó sobre fardos y toneladas de papel que se encontraban en dos depósitos pertenecientes a Papel Pampa, situada en Camino General Belgrano e Irala, donde históricamente y hasta el año 2012 funcionó la expapelera Massuh.

Desde el martes a las 18, todas las dotaciones del cuartel de los Bomberos Voluntarios de Villa La Florida con la colaboración de Bomberos de San Francisco Solano, Quilmes y de localidades vecinas como Berazategui, Florencio Varela, Ensenada, Berisso y Dock Sud trabajaban para combatir las llamas.

Derrumbe

Según los primeros peritajes, el fuego consumió por completo la estructura y causó la caída del techo. No se registraron heridos de gravedad, aunque las ambulancias del SAME debieron asistir a varios bomberos por inhalación de monóxido de carbono.

El material consumido por las llamas consistía en “bobinas de papel y algunas otras infraestructuras propias de los galpones”, dijo el jefe del cuartel de Quilmes, quien reconoció que “el incendio está circunscripto, pero es difícil dominarlo por la acción del viento”.

La planta ya tuvo otro incendio hace muy poco, en noviembre del año pasado. En esa ocasión los bomberos lo contuvieron a tiempo y afectó solo a un depósito. (DIB) MM