Quién es Juan Pedro Guarino, el rugbier sobreseído que declara hoy y pidió “justicia por Fernando”

Junto a Alejo Milanesi, otro de los testigos de la jornada, veraneaba en Villa Gesell junto a los ahora ocho imputados.

Juan Pedro Guarino, uno de los jóvenes sobreseídos por el crimen de Fernando Báez Sosa
Juan Pedro Guarino, uno de los jóvenes sobreseídos por el crimen de Fernando Báez Sosa.

Juan Pedro Guarino, uno de los jóvenes sobreseídos por el crimen de Fernando Báez Sosa, y que declarará en la jornada de este lunes, pidió “justicia por Fernando” al llegar a los tribunales de Dolores.

En un contacto con la prensa, aseguró que fue para “a ayudar a la justicia” con su declaración como testigo en el inicio de la tercera semana del juicio.

“Vengo a ayudar a la Justicia. Justicia por Fernando”, afirmó Guarino cuando arribó junto a su padre pasadas las 8.30 al palacio de Justicia de Dolores donde se aguarda su declaración como testigo ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1.

Guarino, junto a Alejo Milanesi, otro de los testigos de la jornada, veraneaban en Villa Gesell junto a los ahora ocho imputados, en un primer momento también fueron detenidos y, con el avance de la causa, quedaron sobreseídos por falta de pruebas en su contra.

Por su parte, el fiscal Juan Manuel Dávila, aseguró en su ingreso a tribunales que la declaración de ambos jóvenes “es bajo juramento de ley, tienen la obligación de decir la verdad”.

“Son testigos que nunca han declarado, no sabemos lo que pueden llegar a decir. No son testigos fundamentales, ni Guarino, Milanesi o (Tomás) Colazzo –otro testigo- no fueron ofrecidos por la fiscalía por cuestiones de estrategia”, agregó Dávila.

“Tendrán que moverse en un margen muy fino, entre decir la verdad y no perjudicar a sus amigos y no caer en un falso testimonio”, consideraron voceros de la causa en diálogo con la agencia Télam.

Otro testigo clave de la jornada será Tomás Ítalo Colazzo, amigo de los imputados y quien fue señalado como “sospechoso número 11” por el abogado Fernando Burlando, quien representa a los padres de Báez Sosa como particulares damnificados.

La lista de testigos incluye a Santino Franco Massagli, José Aníbal Leguiza y Juan Ignacio Neme Correa, tres amigos de Blas Cinalli, uno de los ocho imputados, con quienes intercambió mensajes escritos y de audio por la aplicación WhtasApp tras el hecho, entre ellos.

Por último, declararán bajo juramento de decir la verdad ante los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 las madres de Máximo Thomsen y de Blas Cinalli.

Rosalía Zárate, madre de Thomsen, quien era funcionaria de la Municipalidad de Zárate y que renunció tras la imputación de su hijo, será el primer familiar de un imputado en declarar como testigo.

En tanto, María Paula Cinalli, madre de Blas Cinalli y tía de Luciano y Ciro Pertossi, será la otra madre en sentarse frente a los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari.

Los ocho imputados -Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano, Ciro (22) y Lucas Pertossi (23)- también estarán presentes, al igual que desde la apertura del debate oral. (DIB)