21.7 C
La Plata
20/04/2021
InicioSociedadFernández, Kicillof y Larreta: “preocupación” por la suba de casos y pedido...

Fernández, Kicillof y Larreta: “preocupación” por la suba de casos y pedido de más cuidado

Hicieron un gesto fuerte porque temen que un desborde en año nuevo termine de complejizar el escenario en AMBA.

Publicidad
Publicidad

Fernández, Kicillof y Larreta “preocupación” por la suba de casos y pedido de más cuidado

El presidente Alberto Fernández, el gobernador Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, volvieron a mantener hoy una reunión tripartita y presencial, para marcar la “preocupación” conjunta por el aumento de los contagios de Covid-19 en el Área Metropolitana, tras lo cual hicieron un llamamiento a  “extremar” los cuidados, especialmente en los festejos de fin de año de mañana.

El encuentro entre los tres mandatarios con injerencia en el área Metropolitana, que conforman la CABA y 40 municipios del Conurbano, se da en un momento de fuerte incremento de los contagios: hoy se reportaron 4.461 casos en Provincia y 1.076 en CABA- cuando el 7 de diciembre, por caso, esas cifras habían sido de 693 contagios en Provincia y 164 en la Ciudad.

En ese marco, Fernández, Kicillof y Larreta emitieron un comunicado conjunto que indica que “evaluaron con preocupación” la situación sanitaria y coincidieron en un llamado a la población para que “extremen los cuidados”.  Apelaron en ese marco a la “responsabilidad de todos y todas”, aún más en la celebración del Año Nuevo para que no se produzcan reuniones que no respeten las normas de distanciamiento social.

Pero además, los tres mandatarios acordaron mantener desde la semana próxima reuniones periódicas “para ir evaluando la situación sanitaria y los partes diarios de casos producto del Covid-19”, por lo que no se descarta que puedan dar marcha atrás con el proceso de flexibilización que se fue dando a medida que fue llegando el clima más cálido y la perspectiva de comenzar la vacunación se fue acercando.

El fantasma que temen los mandatarios es que se desate una segunda ola –o haya un rebrote equivalente a una segunda ola- como la que afecta al hemisferio norte, sobre todo a Europa o Estados Unidos, antes de que las vacunas hayan logrado un porcentaje de inmunización de la sociedad que permita el funcionamiento de la inmunidad de rebaño, que se alcanza con dos tercios de la población objetivo vacunada.

Para el caso del AMBA, alrededor del 10 de enero tendrán claro si se trata de una segunda ola como la que atraviesa Europa o de una segunda onda de más corta duración producto del relajamiento social y de la proliferación de manifestaciones y movilizaciones durante los últimos 40 días.

Por ahora ni en el Gobierno, ni en la gobernación ni en la jefatura de Gobierno evalúan medidas tan restrictivas como al principio de la cuarentena. Rige el distanciamiento social hasta el 31 de enero. Consideran que las unidades de terapia disponibles son por ahora suficientes y no ven ánimo en la sociedad de profundizar el aislamiento.

En la Casa Rosada confirmaron que en los próximos días comenzará una campaña de comunicación mucho más agresiva para que la ciudadanía respete los protocolos de distanciamiento y el correcto uso del barbijo.

Además, el Presidente bajó la orden a los intendentes y a los fuerzas de seguridad para que aumenten los controles en los distritos para evitar la proliferación de fiestas clandestinas que se multiplicaron en las últimas semanas.  (DIB)

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad