21.7 C
La Plata
12/04/2021
InicioSociedadEscuelas bonaerenses: un año de angustia y de transformaciones

Escuelas bonaerenses: un año de angustia y de transformaciones

El 2020 estuvo signado por nuevos desafíos para la educación bonaerense. Las casas de los maestros se convirtieron en aulas y con muchos cuidados hubo clases presenciales en unos 26 distritos.

Publicidad
Publicidad

Por Manuel Tejo, de la agencia DIB

El 2020 será recordado en las escuelas bonaerenses como un año de angustia y dificultades por la falta de presencialidad en el marco de la pandemia de coronavirus, pero también como una etapa de resiliencia y transformación en la que la virtualidad nació como una opción real.

Más allá de las diferentes perspectivas, la visión de las autoridades y de los docentes es unánime en algo: a pesar del Covid-19, se pudo asegurar la continuidad pedagógica en los colegios de la provincia.

“Para la escuelas fue un año muy difícil porque lo primero que implosionó fue el entramado institucional. Pese a eso, muy rápidamente, hubo una reinvención con mucho esfuerzo pero también con mucho compromiso de los y las docentes”, evaluó la secretaria general adjunta del gremio Suteba, María Laura Torre, en diálogo con DIB.

Es que, tras el inicio de la cuarentena estricta en marzo, la Provincia puso en marcha el Programa de Continuidad Pedagógica con actividades a distancia y con la entrega de cuadernillos, mientras que las escuelas continuaron abiertas y allí auxiliares y docentes se hicieron cargo de la entrega de bolsones de alimentos.

“Las casas de los maestros se convirtieron en aulas. Fue un proceso en el que tuvimos que aprender y luchar con cuestiones tecnológicas como la falta de conexión”, le contó a esta agencia el secretario general de Udocba, Miguel Díaz, sobre los inconvenientes de la contingencia.

Torre se mostró en sintonía y señaló que fue “muy costoso” para maestros y estudiantes construir una modalidad que tuvo “muchos formatos como la plataforma virtual, el WhatsApp y los correos electrónicos”. 

“Fue un trabajo muy grande de los docentes, pero también una sobrecarga para las familias que tuvieron que sostener la escuela en casa”, reconoció la de Suteba.

Al rescate de las privadas

En junio las escuelas de gestión privada anunciaron que se encontraban en una situación crítica por la caída de los pagos de las cuotas en medio de la crisis económica. La situación generó retrasos en los desembolsos de los salarios y del aguinaldo de los maestros, y el cierre de algunas instituciones.

“Sabemos que hubo cierres pero no fue tan generalizado como en algún momento pareció que iba a ser gracias al sostenimiento del ATP (Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción) hasta los salarios del mes pasado”, le explicó a DIB Néstor Barallobres, asesor general de la Asociación Civil de Institutos de Enseñanza Privada de Buenos Aires (Acidepba).

Los colegios privados que tienen aporte estatal también recibieron una ayuda del Gobierno provincial con una acreditación extraordinaria de $ 340 millones a cuenta que deberán devolver en marzo. 

A pesar de que la situación mejoró, el secretario gremial de privados Sadop, Rodrigo Miguel, le señaló a DIB que “hoy se mantienen las complicaciones para el cobro de salarios” y que, de manera solidaria, “muchos docentes han aceptado esto de cobrar tarde y fuera de término”. 

Desde el sindicato también indicaron que los maestros padecieron una “sobrecarga laboral” por exigencia de los colegios sin contar muchas veces con los elementos tecnológicos necesarios para realizar sus tareas.

Los docentes realizaron una gran tarea durante la pandemia. (Archivo)

Obras de infraestructura

El Gobierno bonaerense lanzó en enero el programa Escuelas a la Obra con la ejecución de 752 trabajos de infraestructura prioritarios. A lo largo del año se fueron incorporando nuevas obras y llegaron a 2.830 (1.830 y 1000 en distintos niveles de ejecución).

Desde el Ejecutivo le indicaron a esta agencia que “en 2020 la Provincia comprometió obras por $ 3.446,3 millones” y que para el año que viene “la inversión será de $ 11.020 millones de pesos”. 

El “ejército” docente y la nueva normalidad

A fines de septiembre el gobernador Axel Kicillof y la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila, lanzaron el Programa de Acompañamiento a las Trayectorias y Revinculación de Estudiantes (ATR) para ir en búsqueda de quienes tenían escaso o nulo vínculo con las escuelas.

“Consiste en un verdadero ejército de maestros y maestras”, anunció el mandatario. En rigor, fueron 11 mil docentes suplentes más estudiantes avanzados de los profesorados los que tuvieron la tarea de acercarse a las casas de los 279 mil alumnos (un 8,3% de la matricula total de la provincia) que habían presentado dificultades en la continuidad pedagógica.

En octubre se inició el Regreso Seguro a las clases presenciales que en lo que restó del año terminó alcanzando a 775 escuelas de 26 distritos “de riesgo epidemiológico bajo”. “En total, 21.000 estudiantes tuvieron clases presenciales”, le indicaron fuentes oficiales a DIB.

Asimismo, a la par de la caída de contagios de coronavirus, el ciclo lectivo finalizó con la posibilidad de hacer “encuentros presenciales de revinculación” y actos de egresados en toda la provincia. Los mimos se realizaron con “protocolos específicos” en espacios abiertos o amplios y ventilados.

Después del verano, ¿qué?

El 2021 es una incógnita. Los docentes estarán entre los primeros en vacunarse, pero tanto el Gobierno como los gremios hablan con cautela de la vuelta a la presencialidad.

Desde Provincia indicaron que continuarán con la implementación del plan de Regreso Seguro teniendo en cuenta las condiciones epidemiológicas de cada distrito y rescataron “los aprendizajes” que dejaron las experiencias de vueltas a las aulas de 2020. 

Torre, de Suteba, consideró que el 2021 se va a transitar con una “bimodalidad” (presencial y virtual) y consideró que “tiene que estar signado por un fuerte empuje en todo lo que educación en términos de infraestructura y conectividad”. 

Algunos datos de interés

-279 mil estudiantes presentaron algún grado de desconexión con los colegios. A través del programa ATR, 11 mil docentes suplentes y estudiantes avanzados de profesorado trabajaron en la revinculación.

-21.000 estudiantes de 775 escuelas volvieron a clases en 26 distritos. Las experiencias se dieron en Adolfo Gonzales Chaves, Alberti, Carlos Tejedor, Daireaux, Florentino Ameghino, Guaminí, Lezama, Monte, Monte Hermoso, Puan, Tres Lomas, 25 de mayo, Brandsen, Coronel Dorrego, General Guido, Hipólito Yrigoyen, Pehuajó, Pellegrini, Rivadavia, Trenque Lauquen, Arrecifes, General Viamonte, Pergamino, San Andrés de Giles, San Pedro y Suipacha.

-1.830 obras se realizaron en escuelas y otras 1.000 están ejecución. (DIB) MT

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad