Petróleo offshore: aprueban la realización del pozo exploratorio a 300 kilómetros de Mar del Plata

Tras el levantamiento de la cautelar, la Secretaría de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación de la Nación dio el visto bueno.

14
La Justicia de Mar del Plata habilitó la exploración offshore en el Mar Argentino
Una paltaforma de exploración offshore.

La Secretaría de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación de la Nación aprobó la perforación del pozo exploratorio petrolero Argerich-1 en el mar argentino, a poco más de 300 kilómetros frente a las costas de Mar del Plata.

La aprobación fue confirmada a través de la resolución 19/2022. La misma fue determinada este miércoles por la mencionada secretaría, dependiente del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

La normativa da vía libre para “la realización del Proyecto ‘Perforación de un pozo exploratorio, denominado ‘Argerich-1’ Cuenca Argentina Norte” que presentó la empresa Equinor Argentina.

Asimismo, determina que la firma “deberá dar estricto cumplimiento a los términos del Plan de Gestión Ambiental y sus ampliaciones” en el marco del estudio de impacto realizado.

El Argerich-1 será el primer pozo exploratorio offshore (costa fuera) en aguas ultra profundas de Argentina y su realización tendrá el objetivo de explorar 15.000 km2, en una profundidad de 1.527 metros al lecho marino.  

En caso de que no se encuentren hidrocarburos el pozo será sellado mediante técnicas que permiten su hermeticidad. En tanto, si se halla un yasimiento se iniciará la etapa para establecer los límites del mismo con pozos diseñados para testear el fluido a producir.  

La aprobación del organismo ambiental se da dos días después de que la Cámara de Apelaciones levantara la medida cautelar que frenaba los trabajos para la explotación de petróleo offshore.

La resolución judicial ordenó “dejar sin efectivo la medida cautelar y autorizar en consecuencia la continuidad de las actividades de prospección que involucran al presente proyecto en los términos dispuestos por esta sentencia”.

Asimismo, estableció una serie de “condiciones esenciales” para la ejecución del proyecto, entre las que se encuentra la inclusión de “observadores permanentes” del grupo “Pampa Azul”. El mismo deberá “velar por el cuidado del Monumento Natural Ballena Franca, por la tutela del Agujero Azul, así como denunciar a las autoridades administrativas y judiciales actuantes cualquier acontecimiento que afecte sensiblemente al ambiente, para propiciar la inmediata suspensión de las actividades”. (DIB) MT