11.7 C
La Plata
08/08/2022
InicioEconomíaLa actividad fabril creció al 12% anual, pero hay dudas sobre el...

La actividad fabril creció al 12% anual, pero hay dudas sobre el segundo semestre

Las mayores subas se registraron en el sector automotor, con un incremento de 32,8% interanual, y con un fuerte impulso tanto de las exportaciones como de las ventas al mercado interno.

Publicidad
Publicidad

El sector industrial creció a un ritmo del 12% anual en la primera mitad del año, pero hay dudas sobre qué ocurrirá en el segundo semestre, ya que los analistas alertan sobre una desaceleración en medio de las turbulencias financieras.

De acuerdo con el último informe de la UIA, durante mayo el sector industrial registró una suba del 0,9% respecto de abril.

En términos interanuales, el relevamiento que realiza el Centro de Estudios de la UIA (CEU) muestra que la actividad se incrementó 12,2%.

Según el informe de Actualidad Industrial elaborado por el CEU-UIA, los doce sectores que componen el IPI CEU registraron subas interanuales durante mayo.

Las mayores subas se registraron en el sector automotor, con un incremento de 32,8% interanual, con un fuerte impulso tanto de las exportaciones como de las ventas al mercado interno.

También se registró un alza de Minerales No Metálicos (+19,5%), con subas tanto en los despachos de cemento como en los insumos para la construcción.

Asimismo, se produjo un alza en la producción Metalmecánica (+10,9%), con subas tanto en los despachos de cemento como en los insumos para la construcción.

Entre los factores que explican las subas interanuales de los diferentes sectores se encuentra la baja base de comparación respecto de 2021, por el impacto de la segunda ola de COVID-19 y las restricciones a la circulación.

El de Metales Básicos, que había arrojado un amesetamiento durante los primeros meses del año, registró en mayo una suba de +16,2%, impulsado tanto por la producción de aluminio como de acero. Este último se había visto afectado durante los primeros meses por algunas paradas de plantas.

Otro sector que registró un mejor desempeño fue el de Refinación de Petróleo, que marcó una suba de 8,1%. El sector muestra un alza sostenida desde principios de año, aunque los niveles de producción apenas superan a los de prepandemia.

Entre las secciones con subas más moderadas se encuentra Alimentos y Bebidas, que registró un alza del 6,9%.

También se registraron subas principalmente en algunos rubros como bebidas sin alcohol, pesca, té y carne bovina. En cambio, otros como café y chocolate registraron peores desempeños, vinculado a demoras en la importación de materias primas para su elaboración local.

Por otro lado, la industria de Sustancias y Productos Químicos registró una suba de 6,4%, con una situación dispar al interior del sector.

En tanto, Papel y Cartón registró una suba de +4,3%, aunque se evidencia una desaceleración respecto de los meses anteriores, con un menor impulso de papel para embalaje. De todos modos, el sector se encuentra en niveles de producción elevados, según la central fabril.

El sector de Electrónicos revirtió la tendencia a la baja de los últimos meses y marcó una suba de +18,6%.

Si bien en parte se debe a la baja base de comparación, también se observa una mejora en los niveles de producción del área.

Segundo semestre en duda

La UIA indicó que si bien el primer semestre del año cierra con buenos niveles de producción, el panorama para el segundo muestra varios elementos de “incertidumbre”.

En primer lugar, las tensiones macroeconómicas deterioraron las expectativas en torno a la inflación y el mercado cambiario, con crecientes dificultades para acceder a divisas para la producción.

Esta situación encarece y limita el abastecimiento de insumos claves para la actividad industrial, dijo la entidad. “En un contexto global de tensiones de las cadenas de suministros y suba de las tasas de interés, la situación del mercado de cambios presiona sobre las cadenas de pago a proveedores y deriva en una consecuente caída de órdenes de compra”, señaló la UIA.

Estos factores también están impactando en las exportaciones y la generación de divisas genuinas.

Otros elementos de incertidumbre están vinculados con la situación de la demanda agregada, a partir de la aceleración de la inflación, el encarecimiento del crédito y el consecuente impacto sobre el consumo y la inversión. (DIB)

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad