7.2 C
La Plata
04/08/2022
InicioPolíticaGuzmán presentó su renuncia como ministro de Economía mientras hablaba Cristina

Guzmán presentó su renuncia como ministro de Economía mientras hablaba Cristina

Mnifestó su "convicción y confinz en mi visión sobre cuál es el camino que debe seguir la Argentina". Publicó una carta de siete páginas explicando sus motivos. Lo hizo miunutos después de que la vice lo ludier críticamente en un discurso, y mientras ella seguía hablando.

Publicidad
Publicidad

El ministro de Economía, Martín Guzmán, presentó hoy su renuncia al cargo. Dio a conocer su decisión en el mismo momento en que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezaba un acto en Ensenada en el que lo aludió críticamente.

Guzmán publicó una larga carta de siete páginas en la que explicó sus motivos y la difundió en las redes sociales con un mensaje que refirmó su “la convicción y la confianza en mi visión sobre cuál es el camino que debe seguir la Argentina”.

Minutos antes al relatar su encuentro con el economista ortodoxo Carlos Melconián, Cristina había manifestado su desacuerdo con él al señalar que no creía que el déficit fiscal fuese la causa principal de la inflación. En ese momento, dijo que “Guzmán cree” lo mismo que Melconián.

En su carta de renuncia, si bien evitó la confrontación directa, el ministro saliente señaló la dificultad de gestionar cuando no se cuenta con “el manejo centralizado de los instrumentos de política macroeconómica”. 

En las siete carillas de la carta, el ministro dijo que su objetivo, desde el primer día, fue “tranquilizar la economía”. “Puede que a varios ese concepto no les genere demasiado entusiasmo, pero a mí siempre me pareció (y me parece) que tranquilizar la economía constituiría una verdadera épica”, sostuvo.

Horas antes de la renuncia, el ministro recibió la aprobación de la primera revisión trimestral del acuerdo con el FMI y estaba preparando su viaje para renegociar la deuda con el Club de Paris. La organización de esa misión a Francia, cuyo inicio estaba previsto para el lunes, y otras gestiones cotidianas de la cartera fueron los motivos que el equipo de Guzmán esgrimió el miércoles pasado para justificar su ausencia en la reunión de Gabinete.

Cerca de él, hace minutos, explicaron que desde el kirchnerismo habían tenido actitudes personales en contra suyas. Guzmán esperó y devolvió.

El ministro venía pensando en un salida hace tiempo, cuando empezó a ver que ya no era que no podía tomar decisiones en el tema energético (la segmentación todavía está verde admiten cerca de él) sino que además no puede tomar medidas en el plano comercial y con el dólar. “No se pueden hacer políticas en energía, comercio y Banco Central”, explican en Economía. “La embestida ya es personal”.

Guzmán se va luego de una semana en la que el dólar blue llegó a $ 239 y el riesgo país está en 2.374 puntos, como antes del canje de deuda privada. Justamente Guzmán asumió su cargo con el diagnóstico de que la reestructuración de la deuda aliviaría la carga de vencimientos y la oferta de dólares que la economía necesita para recuperar tras la crisis que atraviesa desde 2018, primero con la corrida al peso aquella vez, y luego con la pandemia.

El ministro se va casi tres años más tarde con la economía prácticamente en el mismo lugar, la inflación más alta (asumió con 53,8% y se va con proyecciones de 80%) y un riesgo país similar.

Guzmán se va tras haber reestructurado la deuda y firmar un acuerdo de Facilidades Extendidas con el FMI que el kirchnerismo criticó. El organismo le prestó a la Argentina US$ 45.000 millones para pagar la deuda que había tomado Mauricio Macri y devolver ese dinero en 10 años. Cristina Kirchner quería que se devolviera en un plazo mayor.

La de Guzmán es la segunda renuncia en menos de un mes de los pocos ministros que quedan del riñón del presidente Alberto Fernández. El 6 de junio pasado dimitió Matías Kulfas, ex titular de Desarrollo Productivo, luego de habilitar la difusión de mensajes que sembraron sospechas sobre la gestión del gasoducto Néstor Kirchner. Antes lo habían hecho Agustín Rossi a Defensa (ahora de nuevo en el gobierno al frente de la AFI), Marcela Losardo a Justicia, María Eugenia Bielsa a Desarrollo Territorial y Hábitat, Sabina Frederic a Seguridad, Luis Basterra a Agricultura y Santiago Cafiero, que dejó la Jefatura de Gabinete también por presión del kirchnerismo, aunque luego asumió en al frente de la Cancillería.

Junto con Guzmán presentó su renuncia este sábado el secretario de Hacienda, Raúl Rigo, pieza clave del Ministerio.

En la carte de renuncia, Guzmán repasó los logros de su gestión y dijo que aprendió de su experiencia que será “primordial” que se “trabaje en un acuerdo político dentro de la coalición gobernante” para que quien lo reemplace “cuente con el manejo centralizado de los instrumentos de política macroeconómica necesarios”. Solo de esta manera, dijo, se podrán consolidar los avances y hacer frente a los desafíos por delante.

Con esas líneas, Guzmán se refirió a lo que fue la gran incomodidad de su gestión: no disponer de autonomía para maniobrar palancas clave como la política energética, en manos de funcionarios díscolos que responden a la vicepresidenta.

Que el nuevo ministro o ministra cuente con el manejo centralizado de los instrumentos macroeconómicos “ayudará a que pueda llevar adelante las gestiones conducentes al progreso económico y social con el apoyo político que es necesario para que aquellas sean efectivas”, sumó.

En otro de los pasajes de su carta de renuncia, el ministro dijo que en la economía “siempre hay disyuntivas”. “Esas disyuntivas se acentúan cuando los instrumentos con los que se cuenta son de menor calidad –agregó–. En esa Argentina sin crédito, pobre de instrumentos, se implementó un conjunto de políticas de protección de las capacidades económicas y sociales sin precedentes”.    (DIB)

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad