Messi, “Dibu”, la Copa y los Simpson, las principales atracciones de los muñecos que ardieron en La Plata

Las figuras de la Selección tricampeona del mundo y personajes de dibujos animados ardieron en los primeros minutos del año nuevo, como parte de los 78 “momos” que continuaron una tradición platense que empezó en 1956.

Arde el “Dibu” Martínez en la esquina de 10 y 40, donde nació la tradición muñequera. (Telam)
Arde el “Dibu” Martínez en la esquina de 10 y 40, donde nació la tradición muñequera. (Telam)

Muñecos gigantes de Lionel Messi, del arquero Emiliano “Dibu” Martínez y de la Copa del Mundo estuvieron junto a los Simpson, los personajes de “Ratatouille” y seres de la mitología nórdica entre las principales atracciones de los 78 muñecos que ardieron esta madrugada en la ciudad de La Plata, en el marco de una tradición que se practica desde hace más de 50 años en la capital bonaerense.

El momo de la figura del arquero del seleccionado nacional, Emiliano Martínez ardió con la llegada del Nuevo Año en la tradicional esquina de 10 y 40, mientras que el capitán argentino Lionel Messi fue homenajeado con un muñeco gigante y con la Copa del Mundo en la calle 28 entre 511 y 512 de la capital provincial.

Las calles de la ciudad capital lucieron a los reconocidos y siempre vigentes Hombre Araña, Bob Esponja, King Kong, Los Simpson, Monster Inc, Minions, Sonic, Stitch, La Pantera Rosa, la Hormiga Atómica, el Gato con Botas, IT el payaso asesino, el Zorro y hasta Patricio Rey y Duki.

El grupo de figuras de Los Simpson fue el elegido del público. (Municipalidad de La Plata)
El grupo de figuras de Los Simpson fue el elegido del público. (Municipalidad de La Plata)

Premios de expertos y del público

La Municipalidad de La Plata prepara todos los años un concurso para galardonar a las mejores creaciones. Este año un jurado de expertos eligió a “Las Leyendas del Nórdico”, un grupo ubicado en 8 y 78 bis, con imágenes de los mitos de los pueblos escandinavos. Además, se entregaron distinciones para “Escenografía”, que fue para “Animales fantásticos” (133 e/ 41 y 42); en el ítem “Idea” el ganador fue “Stitch” (6 y 80); la distinción por “Terminación” se la llevó el momo “Animatrónicos” (77 e/136 y 137); al tiempo que “Messi y la copa” (28 e/ 511 y 512) fue premiado en el rubro a la “Creatividad”.

Mientras tanto, el premio del público fue para el grupo de los personajes de la serie animada Los Simpson, que se quemó en el cruce de las avenidas 25 y 32. En el certamen popular, donde votaron más de 10.000 vecinos en el sitio https://geomunecos.laplata.gob.ar, se destacaron además “Vida y magia” (31 y 39), momo que ocupó el segundo lugar; mientras que “Ratatouille” (10 y 32) y ‘Dibu’ Martínez (10 y 40) completaron el tercer y cuarto lugar del podio, respectivamente.

Más de 60 años de historia

La historia cuenta que Luis Tortora, el dueño de un almacén y bar en el cruce de las calles 10 y 40 de la ciudad de La Plata decidió celebrar el fin de año de 1956 construyendo un muñeco gigante en homenaje a un jugador de fútbol del Club Cambaceres de Ensenada.

El muñeco fundacional que se quemó en los primeros minutos de 1957. (Archivo Pablo Morosi)
El muñeco fundacional que se quemó en los primeros minutos de 1957. (Archivo Pablo Morosi)

Según relató el escritor y periodista Pablo Morosi, “Tortora, por entonces presidente de la entidad de Ensenada, instaló la creación frente al bar y bodega ‘Montebar’ -algunos recuerdan el lugar como ‘Los Obreros’- en la esquina de 10 y 40. Lo hizo para celebrar el campeonato obtenido ese año en la Liga Amateur Platense, que permitió a la entidad acceder por primera vez a la cuarta división de los campeonatos organizados por la Asociación del Fútbol Argentino. El momo, hecho de madera, cartón y pegamento y relleno de trapos, ardió para deleite de los vecinos de la cuadra que habían sacado las mesas para festejar”.

Tanta repercusión y convocatoria tuvo que la iniciativa se replicó años posteriores en otros barrios y en todo el distrito los vecinos se juntan, durante meses, para elaborar su propio muñeco o “momo”.

Días atrás el Municipio platense declaró “De interés cultural” la esquina de 10 y 40 y se entregó un reconocimiento a Roberto Tortora, hijo de Luis, en el marco de una conmemoración que contó con la presencia de familiares, vecinos, amigos y cuatro generaciones de muñequeros del lugar. (DIB) MM