Diarrea en Florianópolis: recomendaciones para quienes viajen a Brasil

Estas enfermedades pueden ser causadas por virus, bacterias y hongos, y algunos factores como ingesta de agua contaminada, hielo o alimentos de origen desconocido o mal cocidos.

Las playas de Florianópolis, Brasil.

El Ministerio de Salud de la Nación emitió una serie de recomendaciones a personas que decidan viajar a Brasil ante el aumento de casos de diarrea aguda en la ciudad sureña de Florianópolis, del Estado de Santa Catarina, que ya padecieron al menos 1.618 personas, en las primeras dos semanas del año 2023, entre residentes y turistas.

Según las autoridades de la Junta de Vigilancia Epidemiológica de Santa Catarina, las enfermedades diarreicas agudas pueden ser causadas por virus, bacterias y hongos, y algunos factores que contribuyen a que una persona contraiga diarrea son la ingestión de agua contaminada, hielo o alimentos de origen desconocido; consumo de carnes, pescados y/o mariscos crudos o poco cocinados.

Entre las recomendaciones emitidas por la cartera sanitaria se encuentran:

  • lavarse asiduamente las manos con agua y jabón;
  • usar un desinfectante de manos a base de alcohol;
  • usar agua segura (filtrada, tratada o hervida);
  • evitar el consumo de agua de la canilla ya que en algunos lugares puede no ser segura para su consumo;
  • preparar alimentos y bebidas, hacer hielo, cocinar y cepillarse los dientes con agua tratada y no consumir bebidas con hielo que no se sepa cómo fue elaborado;
  • evitar tomar directamente de las latas o picos de botellas, ya que sus superficie pueden estar contaminadas;
  • limpiar y secar antes de beber o servir en un vaso;
  • evitar el consumo de alimentos pasada su fecha de vencimiento y evitar el consumo de alimentos en mal estado, con olor, color o sabor alterados;
  • evitar el consumo de alimentos crudos o poco cocidos, en especial huevos, carnes, pescados y mariscos, que deben estar bien cocidos;
  • procurar no bañarse en aguas de playa señalizadas como inapropiadas y/o contaminadas, ya que los gérmenes que causan enfermedades gastrointestinales, respiratorias, cutáneas, auditivas, oculares, etc., pueden transmitirse a través del agua recreativa contaminada.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define como diarrea la deposición, tres o más veces al día (o con una frecuencia mayor que la normal para la persona) de heces sueltas o líquidas. La deposición frecuente de heces formes (de consistencia sólida) no es diarrea, ni tampoco la deposición de heces de consistencia suelta y “pastosa” por bebés amamantados.

La amenaza más grave de las enfermedades diarreicas es la deshidratación. Durante un episodio de diarrea, se pierde agua y electrolitos (sodio, cloruro, potasio y bicarbonato) en las heces líquidas, los vómitos, el sudor, la orina y la respiración, por lo que se recomienda tomar mucha agua potable y bebidas isotónicas.

Las dos causas más frecuentes de diarrea moderada a grave en países de ingresos bajos son los rotavirus y Escherichia coli. Otros patógenos, como Cryptosporidium y Shigella, también pueden ser importantes. Asimismo, es necesario tener en cuenta etiologías específicas de cada lugar. (DIB ) ACR