Europa prohíbe la importación de soja o carne que generen deforestación

La medida aprobada también afecta al cacao, la madera, el café y el caucho, y productos derivados, como chocolate y cuero.

12
El stock de ganado bovino.

La Unión Europea (UE) selló este martes un acuerdo sin precedentes en la actualidad para prohibir la importación de soja, madera y carne de vacuna, entre otros productos, que causan deforestación. 

El texto atañe a otros productos como el aceite de palma, la madera y el caucho, además de varios productos derivados como el cuero, el chocolate, los muebles, el papel y el carbón vegetal, según el texto alcanzado tras unas largas negociaciones entre el Parlamento Europeo y los Estados miembros de la UE.

Las instituciones europeas llegaron a un acuerdo mediante el que aprobaron el reglamento destinado a impedir la importación de materias primas y productos que estén bajo esta sospecha. La iniciativa responde a la demanda ciudadana creciente para que el supermercado esté libre de productos que puedan estar relacionados con la deforestación.

El reglamento dice que cualquier producto generado en un terreno deforestado a partir de diciembre de 2020 tendrá prohibida su entrada en los 27 países de la UE. Este bloque es responsable del 16% de la deforestación mundial a través de sus importaciones (sobre todo de soja y de aceite de palma, según cifras de 2017), y es el segundo mayor destructor de bosques tropicales detrás de China, según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

El control del origen lo harán las empresas importadoras, que bajo la amenaza de multas tendrán que controlar de dónde viene lo que importan. Las empresas deberán, por ejemplo, controlar territorios con ayuda de agentes nacionales, de datos de trazabilidad que permitan localizar el origen de los productos y hasta de imágenes por satélites para descubrir si aumenta la deforestación.

La soja (utilizada sobre todo para piensos en la ganadería industrial), la madera, el cacao, el café y la carne de vacuno son algunos de los productos para los que la nueva reglamentación establece los requisitos y condiciones que deberán reunir estas importaciones, que van a ser controladas. Además, la negociación consiguió que se incluyen en el reglamento el caucho, carbón vegetal y derivados de palma, así como los productos de papel impreso. 

Igualmente, se mantuvo en la ley el cuero, el chocolate y muebles. Por el contrario, no estará el maíz, el biodiésel, la carne procesada y otras carnes (cerdo, aves de corral). (DIB)