Emergencia climática: productores de once partidos tendrán beneficios impositivos

Kicillof ya firmó el decreto que beneficia a productores de 9 de Julio, Leandro N. Alem, Florentino Ameghino, Balcarce, Guaminí, General Las Heras, La Plata, Laprida, General Madariaga, Pila y San Antonio de Areco.

9
Decenas de productores de once partidos bonaerenses ya tienen beneficios impositivos por la situación climática.
Decenas de productores de once partidos bonaerenses ya tienen beneficios impositivos por la situación climática.

Mientras continúa la sequía que azota al territorio nacional, la provincia de Buenos Aires comenzó con las medidas de ayuda. Así, el gobernador Axel Kicillof firmó el decreto para que productores de once partidos puedan presentar las declaraciones juradas que les permitirán acceder a los beneficios impositivos establecidos por ley de emergencia y/o desastre agropecuario.

El Ejecutivo provincial siguió las recomendaciones de la Comisión Provincial de Emergencia y Desastre Agropecuario (CedaBA) y decidió declarar el estado de Emergencia y/o Desastre Agropecuario para los distritos de 9 de Julio, Leandro N. Alem, Florentino Ameghino, Balcarce, Guaminí, General Las Heras, La Plata, Laprida, General Madariaga, Pila y San Antonio de Areco.

La declaración de emergencia y/o desastre agropecuario corre con fechas diferentes para cada uno de estos partidos. De esta manera, para Ameghino y 9 de Julio, es para el período entre el 1º de junio y el 31 de diciembre de 2022. En el caso de Leandro N. Alem y Laprida, es entre el 1º de julio y el 31 de diciembre. En Guaminí, entre el 1º de agosto y el 31 de diciembre. En Balcarce, del 1º de septiembre y el 31 de diciembre. En el resto, Madariaga, San Antonio de Areco, Las Heras, Pila y La Plata, la emergencia corre desde el 1º de octubre hasta el 31 de diciembre de este año.

Los beneficios

Según se informó desde el Ministerio de Desarrollo Agrario bonaerense (MDA), “la ley establece que aquellos productores y productoras que hayan visto afectado entre el 50% y el 79% de su producción o capacidad de producción, serán considerados en estado de Emergencia Agropecuaria y se les otorgará una prórroga del pago del impuesto Inmobiliario Rural, correspondiente al inmueble destinado al desarrollo de la actividad agropecuaria”.

“En tanto -continúa el texto- aquellos que hayan sufrido una afectación de entre el 80% y 100% de su producción o capacidad de producción entran en la categoría de Desastre Agropecuario y serán eximidos del pago del impuesto rural, en proporción al porcentaje de la afectación de la explotación”.

Líneas de financiamiento

Además de esta declaración, “la Provincia cuenta con distintas líneas de financiamiento para pequeños y medianos productores alcanzados por la emergencia climática”.

En esa línea, el MDA “ofrece un Aporte no Reintegrable para la Agricultura Familiar ante eventos climáticos adversos que otorga montos de hasta $ 200.000, destinados a la recomposición de la infraestructura dañada, la adquisición de insumos productivos para reiniciar el ciclo de producción y la reposición de animales muertos o afectados”.

También cuenta con “una Línea de Financiamiento ante eventos climáticos extremos con montos de hasta $1.500.000 y tasa del 35% para el reinicio del ciclo productivo, y otra de Financiamiento para Prevención y Mitigación de Emergencias”.

Por su parte, el Banco Provincia de Buenos Aires (Bapro) “brinda financiamiento para afectados por fenómenos naturales para solventar el costo de reparación de los daños materiales sufridos en los inmuebles o en un vehículo de su propiedad, siempre que no hayan sido cubiertos por la compañía de seguros, con una tasa de interés fija de entre el 37% y el 39%”, se aseguró. Además, la entidad posee una línea de financiamiento específica para Emergencia por Sequía. (DIB) MM