14.8 C
La Plata
18/05/2022
InicioViajesCiudades europeas “low cost”

Ciudades europeas “low cost”

Algunas ideas para conocer destinos de gran belleza, tradición, historia y cultura, pero a muy bajo costo.

Publicidad
Publicidad

BELGRADO

La capital de Serbia, Belgrado, combina una fascinante variedad de estilos arquitectónicos y es uno de los principales destinos turísticos del sureste de Europa. Situada en la confluencia del río Sava con el Danubio, cuenta con una historia legendaria a partir de los ocupantes romanos, bizantinos, otomanos, serbios y austríacos. 

Además, la “Ciudad Blanca” cuenta con un centro compacto, que se puede recorrer cómodamente a pie. Muchas calles céntricas son peatonales, lo incrementa su cómoda movilidad.

Entre las recomendaciones se destacan la de visitar el Kalamegdan, la fortaleza de la ciudad, que ahora es un parque urbano, con cafeterías, museos y un observatorio, así como un excelente lugar para pasear. Constituye el foco medieval que nos transporta a otros tiempos. También hay que darse una vuelta por el templo de San Sava, una de las iglesias ortodoxas más grandes del mundo, o pasear por la bohemia y romántica calle de Skardarlija, l hogar de poetas y escritores emergente que comenzó a ser a mediados del siglo XX.

Cuánto cuesta: Una noche de hostel por unos 10 dólares y salir a comer ronda los 7 dólares.

DRESDE

Cual ave fénix emergiendo entre las llamas, Dresde fue reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial hasta recuperar la imagen inicial que la había convertido en una de las ciudades barrocas más bellas del mundo. Moverse por la ciudad resultará muy cómodo, fácil y sobre todo económico.

La denominada “Florencia del Elba” es una visita económica, aunque quede en Alemania, país que tiene destinos como Berlín que suelen necesitar una billetera más amplia. Dresde, en el estado de Sajonia, es famosa por sus célebres museos de arte y su arquitectura de estilo barroco.

En la caminata, uno puede encontrar joyas patrimoniales tan impresionantes como la Terraza de Brühl (para tomar una rica cerveza), el Mosaico del Desfile de los Príncipes (Fürstenzug, en alemán) y el palacio barroco Zwinger, en el que debes asistir a un concierto de gala. También se puede caminar por los jardines del opulento Palacio Zwinger o sumergirse en el esplendor barroco de la mano del Gran Jardín.

Cuánto cuesta: una noche de hostel puede costar unos 22 dólares, y los hoteles a partir de los 55 dólares.  

RIGA

Riga, la capital de Letonia, es una hermosa ciudad poco conocida, pero de gran atractivo. Es sin duda la más cosmopolita de las tres capitales bálticas, y pasear por su animado casco histórico es una delicia.

Por sus serpenteantes calles, hay muchos secretos por descubrir.  Sin ir más lejos, el centro histórico de Riga contiene la mayor colección de edificios art nouveau de Europa, lo que le ha valido el título de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Su casco antiguo tiene incontables bares y cafés con bajos precios, así como varias iglesias y museos para visitar por entradas a un costo mínimo.

Las principales atracciones son la Casa de los Cabezas Negras (House of Blackheads) y el Museo de la Ocupación. En la Iglesia de San Pedro, puedes subir al elevador para llegar a la punta de la torre y obtener vistas espectaculares. También se pueden admirar los edificios barrocos y góticos en la Plaza del Domo, en donde podrás disfrutar de una buena comida.

Cuánto cuesta: una noche de hostel arranca en los 10 dólares, un hotel en 35 y una salida a comer 9 dólares.

SARAJEVO

Rodeada de los Alpes Dináricos y a orillas del río Miljacka se encuentra la capital de Bosnia y Herzegovina: Sarajevo, que enamora por su belleza, su historia y su fusión de encanto tradicional europeo y atractivos de modernidad.

También llamada la “Jerusalén de Europa”, es hogar de musulmanes, ortodoxos, católicos y judíos, lo que la hace una de las ciudades con mayor diversidad religiosa y cultural del viejo continente. Además, es económica para recorrerla.

Desde la Fortaleza Amarilla se aprecian vistas panorámicas magníficas de muchos de los lugares históricos de la ciudad, que fue epicentro de la Guerra de Bosnia en los años 90 y resurgió de sus cenizas. Perderse por las callejuelas de Bašaršija, cruzar el Puente Latino y tomar una típica baklava otomana con un café son clásicos.

Cuánto cuesta: una noche de hostel parte de los 12 dólares, y un hotel en 35. La comida puede estar en unos 5 dólares.

PODGORICA

La capital de Montenegro, Podgorica, tiene tan solo 150.000 habitantes, por lo que es una ciudad perfecta para recorrer en solo un par de días. En la confluencia de seis ríos, se fundaron los primeros asentamientos, entre el interior montañoso y la costa, lo que facilita las comunicaciones con el resto del país.

La Segunda Guerra Mundial hizo estragos en los monumentos históricos de allí, aunque aún se conservan algunos como la Catedral de la Resurrección de Cristo o el antiguo campanario turco del centro histórico. Es una ciudad relajada con ritmo de pueblo, lo que la termina convirtiendo en más económica que otras capitales europeas.

Cruzar el Puente del Milenio, hacer una excursión al Lago Skada, disfrutar de sus espacios verdes, conocer sus bellos teatros o el barrio otomano de Stara Varos con su mezquita y el castillo de Tvrđava Ribnica, son algunos de sus imperdibles, y a bajo costo.

Cuánto cuesta: una noche de hostel ronda 10 dólares, un hotel 38 y una salida a comer 7 dólares.

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad