12.2 C
La Plata
06/05/2022
InicioSociedadEl papa Francisco afirmó que "la muerte no es un derecho", mientras...

El papa Francisco afirmó que “la muerte no es un derecho”, mientras Italia debate la eutanasia

“Toda persona tiene derecho a la vida, a los cuidados médicos y paliativos, para afrontar la muerte de manera más humana”, insistió el Pontífice.

Publicidad
Publicidad

El papa Francisco afirmó este miércoles que “la muerte no es un derecho” que pueda ser “programado”, durante la última audiencia en el Vaticano en la que se mostró contrario a la eutanasia, en medio del debate que se inicia en el Parlamento italiano para discutir una ley sobre el “fin de la vida”.

“La muerte no es un derecho, no podemos programarla, tampoco evitarla. Toda persona tiene derecho a la vida, a los cuidados médicos y paliativos, para afrontar la muerte de manera más humana”, aseguró el pontífice en su tradicional catequesis semanal en el Aula Pablo VI.

La referencia del Papa se dio a horas de que hoy la Cámara de Diputados italiana empiece a discutir un proyecto de ley denominado “de fin de la vida” que busca regular el suicidio asistido y cuando se impulsa un referendo para aprobar la eutanasia.

No es la primera vez que el papa Bergoglio se pronuncia contra la eutanasia. El año pasado, en una entrevista para medios españoles, había afirmado que “en el inconsciente colectivo de la cultura del descarte, los viejos molestan. Los enfermos más terminales también”. “Lo que pide la Iglesia es ayudar a morir con dignidad”, añadió el Pontífice.

“Como un ladrón”

Durante su catequesis, el Papa -que no usó los términos eutanasia ni suicidio asistido- se mostró de modo contrario “a causar o a ayudar a cualquier tipo de suicidio”.

“En efecto, la vida es un derecho, no la muerte, que hay que aceptar y no administrar. Y este principio ético concierne a todos, no sólo a los cristianos o a los creyentes”, enfatizó.

“El Evangelio nos dice que la muerte llega como un ladrón”, prosiguió el Papa, recordando que aunque intentemos querer tener bajo control su llegada, quizá programando nuestra propia muerte, “permanece un evento con el que tenemos que rendir cuentas y delante al cual también hacer elecciones”.

La muerte “iluminada por el misterio de Cristo ayuda a mirar con ojos nuevos toda la vida”, añadió el Santo padre.

“¡Nunca he visto, detrás de un coche fúnebre, un camión de mudanzas! No tiene sentido acumular si un día moriremos. Lo que debemos acumular es la caridad, es la capacidad de compartir, de no permanecer indiferentes delante de las necesidades de los otros”, afirmó.

Por los ancianos

En ese marco, el Papa aseveró que “tantas veces se ve que a los ancianos que no tienen medios les dan menos medicina de las que necesitan. Esto es inhumano, esto no es ayudarlos, es empujarlos más rápido a la muerte”. “Esto no es humano ni cristiano”, insistió.

Para Jorge Bergoglio, “los ancianos deben ser cuidados como un tesoro de la humanidad: son nuestra sabiduría, son el símbolo de la sabiduría humana, son los que hicieron camino antes que nosotros y nos dejaron tantos recuerdos y cosas bellas”, describió.

“Por favor, no aíslen a los ancianos, no aceleren su muerte. Acariciar a un anciano tiene la misma esperanza que acariciar un niño: el inicio de la vida y el fin son siempre un misterio que debe ser respetado, acompañado, cuidado y amado”, agregó. (DIB) MM

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad