10.4 C
La Plata
15/06/2021
InicioPolíticaGuzmán respondió al kirchnerismo: “El sistema de subsidios que tenemos es pro...

Guzmán respondió al kirchnerismo: “El sistema de subsidios que tenemos es pro rico”

El ministreo envio un mensaje interno en el medio de la puja con el kichnerismo por la política energética. Advirtió que el conflicto "a veces es inevitable" pero pero pidió "administrarlo con respeto y responsabilidad".

Publicidad
Publicidad

El ministro de Economía, Martín Guzmán, pidió hoy ser “autocríticos” en materia del manejo de la política energética ya que, señaló, “tenemos un sistema de subsidios que es pro rico”, en la primera referencia concreta que hizo a la polémica interna con el kichnerismo acerca de cómo manejar ese aspecto de la política económica.

Guzmán, que parte mañana con Fernández a una gira europea con la cuestión de la deuda con el FMI y el Club de París en la mira, aprovechó la presentación de la Mesa contra el Hambre para referirse al tema que abrió el viernes pasado una interna en el Gobierno entre él mismo y sectores del kirchnerismo.

Las tarifas están en el centro de esa disputa: Guzmán le había pedido la renuncia al subsecretario de Energía, Federico Basualdo, por dos motivos, no avanzar en una segmentación de las tarifas de energía y negarse a aplicar un aumento superior al 9% para los usuarios de las distribuidoras Edelap y Edesur.  Pero el funcionario no se fue del Gobierno, respaldado en público por el gobernador Axel Kicillof, a través de un comunicado por La Cámpora y, según versiones, en un plano reservado por la vicepresidente Cristina Fernández.

Ahora, Guzmán insistió en su mirada  y apuntó al sistema de subsidios vigente desde la primera presidencia de Néstor Kirchner, para enfatizar la necesidad de reemplazarlo. “Debemos ser autocríticos al respecto”, dijo el ministro. Y dio sus motivos: “Hoy tenemos un sistema de subsidios energéticos que es pro-rico. En un país con 57% de pobreza infantil estamos gastando en subsidios de consumo de luz y de gas en una parte de nuestra población que hoy no es prioritario que reciba esos subsidios”. Agregó que “nuestro compromiso es poder agilizar la gestión y poder también entonces, desde el punto de vista de las inversiones del Estado dedicar los recursos aquellos que más vale”.

La referencia a “agilizar la gestión” no parece ociosa: voceros del gobierno habían deslizado, de modo informal, cuando le pidieron la renuncia a Basualdo que su “ineficiencia” para avanzar en la segmentación era uno de los motivos de su eyección del Ejecutivo. Sin embargo, desde el entorno del funcionario dicen que lo que retrasó todo fue la morosidad del presidente Fernández en firmar un decreto que le permitía a Energía usar bases de datos de ANSES –entre otras- para identificar qué contribuyente tenía que recibir un aumento mayor y cuál uno menor.

Guzmán estuvo al límite de mencionar la interna de modo explícito: Dijo que la política de subsidios se transformó en “un tema sobre el que ha aumentado la visibilidad del debate público en estos días” y que es un tema de contrversia pública “público importante”.

Y, en un párrafo sin respiro, dejó en claro que él y Fernández opinan lo mismo en este tema, además de no temerle al conflicto. “Todos entendemos que la política es el instrumento para la transformación de realidades, nosotros seguimos el liderazgo de nuestro Presidente, que siempre marca una línea, que es la línea que consideramos que es sana para la Argentina, que va a tranquilizar a nuestra sociedad, y va a tranquilizar a nuestra economía, que es la línea que parte de los consensos y los acuerdos como el lugar sobre el que buscar construir de forma colectiva, entendiendo que a veces el conflicto es inevitable, y que lo que importa es cómo se administra, cómo se maneja ese conflicto, manejándolo con respeto, con responsabilidad. (DIB) AL

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad