22.5 C
La Plata
28/02/2021
Inicio Política El Gobierno bonaerense profundiza controles ante el aumento de los conflictos laborales

El Gobierno bonaerense profundiza controles ante el aumento de los conflictos laborales

Kicillof dijo que no permitirá “que se cierre una sola fuente de trabajo”, tras intervenir en el caso de Dánica.

Publicidad
Publicidad

Luego de los incidentes ocurridos frente a un frigorífico de Quilmes y el conflicto con la empresa Dánica, el Gobierno bonaerense profundizó los controles sobre las empresas y advirtió que no permitirá el cierre de “una sola fuente de trabajo”.

La frase pertenece al gobernador Axel Kicillof, quien advirtió hoy que “no vamos a permitir que se cierre una sola fuente de trabajo”. Lo hizo esta tarde, durante la recorrida por una planta de Dánica en Lavallol, que la semana pasada había sido cerrada por la empresa pero que este lunes reanudó la producción tras un acuerdo con la Provincia.

No es el primer conflicto que debió enfrentar la administración bonaerense: también la semana pasada, un grupo de trabajadores del frigorífico Penta de Quilmes que reclamaban tras ser despedidos fueron reprimidos por la Policía bonaerense. El episodio le costó el puesto a todos los efectivos que intervinieron, ya que el ministro de Seguridad, Sergio Berni, aseguró que “no tenían órdenes” de reprimir.

Pero además de estos casos resonantes, en el ministerio de Trabajo ya recibieron 500 consultas vía mail, un canal habilitado la semana pasada para la atención de casos durante la cuarentena. Según precisaron desde el organismo, algunos de esos mensajes tienen que ver con despidos, suspensiones o reducción de salarios, aunque por ahora la mayoría tiene que ver con dudas “operativas” relacionadas con la seguridad en el ámbito laboral, o las formas de cobro para quienes no están bancarizados.

En este contexto, la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, recordó hoy en una serie de mensajes por las redes sociales que por un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) prohibió “los despidos, suspensiones y la falta de pago de salarios sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor”.

“Todo intento de despido y/o suspensión (unilateral o sin acuerdo colectivo) notificado a partir del 1° de abril, resulta ineficaz”, advirtió la funcionaria bonaerense, al tiempo que recordó las diferentes herramientas de asistencia para las empresas que debieron frenar su producción por la cuarentena.

En Dánica

Kicillof visitó este lunes la fábrica de Dánica junto al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, el ministro de Producción, Augusto Costa, y la ministra Ruiz Malec. La planta reanudó su producción este sábado debido a un acuerdo alcanzado por el Gobierno con la empresa y el gremio del sector.

“Hoy estamos acompañando algo que empezó a pasar a partir del sábado, que es que la planta había cerrado y volvió a producir”, indicó Kicillof y agregó: “Hay pocos sectores en esta pandemia que son actividades esenciales, como el sector alimentación, los medicamentos, entre otros, y no podemos permitir que se cierre una sola fuente de trabajo”.

La empresa Dánica mantenía sus puertas cerradas a raíz de un conflicto con el Sindicato de Obreros y Empleados de la Industria Aceitera (Soeia) que denunciaba desvinculaciones e incumplimientos en las condiciones de seguridad e higiene. El Ministerio de Trabajo bonaerense realizó las inspecciones correspondientes y dictó la conciliación obligatoria. Aunque la misma no fue acatada inmediatamente, tras conversaciones con las partes, el sábado 11 de abril la empresa reactivó su producción.

“Había un conflicto anterior, pero no estamos en condiciones de tomar ningún otro camino que no sea el diálogo y no se puede perder la posibilidad de seguir produciendo”, resaltó el Gobernador. (DIB)

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad