18.9 C
La Plata
15/10/2021
InicioSociedadDe Necochea a La Plata en bicicleta: el raid solidario del juez...

De Necochea a La Plata en bicicleta: el raid solidario del juez Mario Juliano

Publicidad
Publicidad

La Plata, ago 2 (DIB).- Hace una semana, de la nada,
en una cena familiar, el juez penal de Necochea, Mario Juliano, dijo: “Me voy
en bicicleta a La Plata”. Para sus interlocutores no fue una sorpresa la
ocurrencia, ya que desde hace unos 14 años Juliano se dedica al ciclismo. Lejos
de desalentarlo en la idea de pedalear 470 kilómetros, lo impulsaron a hacerlo
por una causa solidaria. Y sin más vueltas, decidió emprender este raid para
colaborar con el servicio de pediatría del Hospital Municipal “Dr. Emilio
Ferreyra” de su ciudad.

“La idea nació el jueves de la semana pasada, es
algo que no organizamos mucho. Y lo de apadrinar kilómetros para juntar dinero
está basado en algo que ya ha hecho mi hija Emilia, que corre; la posibilidad
de colaborar va a estar abierta hasta el 2 de agosto en la página web  pensamientopenal.org/bicisolidaria. Se elige
un kilómetro y se colabora a través de Mercado Pago, en la medida que uno
quiere o puede”, expresó Juliano en una charla con DIB.

El juez partió el miércoles desde Necochea con otro
ciclista, Marcelo Sierra, ambos en dos ruedas, junto a otro amigo que desde una
camioneta les fue haciendo de apoyo. La llegada a La Plata se concretaría
durante la jornada de hoy y, hazaña completada, el dinero recaudado se
entregará la semana que viene a las autoridades del hospital.

“El primer día hicimos 210 kilómetros, que son 7
horas 49 minutos pedaleando; el segundo día, 6 horas 10 minutos, y una
distancia algo menor, de 180 kilómetros”, contó Juliano, que ya se sentía
“agrandado” para completar en unas 3 horas los 80 kilómetros que le restaban
desde Chascomús -localidad en la que se encontraba cuando habló con DIB- hasta
la capital bonaerense.

En cuanto al trayecto, el magistrado señaló que “el
primer día el clima fue más complicado”, pero que en general no tuvieron
inconvenientes. “Paramos una hora para almorzar y tomar alguna bebida
azucarada, comemos alguna pasta blanca y seguimos”, sostuvo.

La pasión por el ciclismo le surgió al juez de una
manera natural, casi como la idea de emprender 
esta aventura. “Me dedico al ciclismo desde los 50 años, empecé de
grande, ahora tengo casi 64. Un día salí a andar en bicicleta y así empecé. El
primer día hice 5 kilómetros, al otro día 10, y a los 8 meses ya estaba
haciendo 50 kilómetros”, detalló, y admitió que “es un poco obsesivo”.  No obstante, confió: “Me ha cambiado la vida
como a cualquier persona que hace deporte, estoy físicamente muy bien al punto
de que puedo hacer esto, darme este lujo a mi edad”.

Sobre la experiencia concreta de estar en la
bicicleta, en el camino, Juliano expresó que “siempre ha sido una sensación muy
particular ir por la ruta, un poco una sensación de libertad, ahí uno es uno y
sus circunstancias, y eso me pone muy bien”.

En tanto, acerca de la intención solidaria que
conlleva esta aventura, el  ciclista y
director de la Asociación Pensamiento Penal remarcó que “a veces es cuestión de
animarse, de no darle tantas vueltas a las cosas, por supuesto está bien hacer
los reclamos al Estado, por políticas públicas, que son la principal
herramienta transformadora, pero me parece que cada uno de nosotros
individualmente podemos hacer cosas por los demás, como arreglar los juegos de
las plazas para los chicos, cortar el pasto, tapar un pozo de la vereda de
nuestra casa”, y concluyó: “Entre todos podemos tratar de hacer un poco mejores
los lugares en los que vivimos y hacer un poco más amorosas nuestras
relaciones”. (DIB) AR 

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad