Copa Davis: todo igualado entre Argentina y Kazajistán

Cerúndolo puso en ventaja al equipo albiceleste, pero Skatov derrotó a Etcheverry en el segundo punto.

Copa Davis: todo igualado entre Argentina y Kazajistán
Esfuerzo. Francisco Cerúndolo saca frente a Popko (Prensa AAT)

Por Rodrigo Márquez, desde Rosario

La primera jornada de tenis en el Jockey Club de Rosario, signada por el agobiante calor, arrojó una paridad impensada en la previa, debido al fuerte favoritismo del equipo capitaneado por Guillermo Coria.

Arrancó bien la historia para el local, con el triunfo de Francisco Cerúndolo sobre Dmitri Popko por 7-5 y 6-2. Pero luego vino la sorpresa del día, cuando Timofey Skatov, el número 278 del mundo, derrotó por 6-4 y 7-5 a Tomás Etcheverry.

Ventaja para Argentina

Recién en su tercer turno de saque pudo Cerúndolo mantener el servicio, ante un Popko sólido desde el fondo y que supo aprovechar los errores del argentino. “Fran” estuvo abajo en el marcador 2-0 y luego 3-1.

“Arranqué dudando, con un poco de nervios y de tensión”, reconoció el argentino, ampliamente favorito en la previa.

Lo positivo para el porteño dentro de un inicio errático, fue que no le permitió a su rival despegarse en el marcador. En las dos ocasiones, de inmediato recuperó la desventaja y equilibró el encuentro. “Lo bueno es dejar atrás rápido esas cosas y que el tenis empiece a fluir. Después del 3 iguales, empecé a jugar mucho mejor”, dijo “Fran” en conferencia de prensa.

En todo momento, el partido pasó por el pulso de Cerúndolo. Cuando era preciso, marcaba la diferencia. Su velocidad de pelota era superior a la del kazajo, cuya principal virtud pasaba por errar poco y nada.

Así llegaron hasta el 5-5 (en el 4 iguales, el argentino dejó pasar tres chances de quiebre). En ese momento, “Fran” afinó su derecha y con ese golpe dinamitó la resistencia de Popko. La ruptura del servicio se festejó igual que cuando una nube dio un respiro de pocos minutos, ante el calor agobiante que reinaba en el Jockey Club de Rosario.

No fue sencillo el cierre del set, porque Cerúndolo dejó pasar tres oportunidades y luego afrontó chance de quiebre en contra. Pero la cuarta fue la vencida y quedó la sensación que se llevaba mucho más que un parcial del partido. Puño en alto y locura en la tribuna.

El resultado del set inicial fortaleció la confianza al argentino y minó la del kazajo. Esa combinación hizo que todo sucediera mucho más rápido de ahí en adelante, algo festejado por la gente, por el triunfo y también por la posibilidad de tomarse una pausa e ir en busca de sombra y de algo fresco.

“El segundo set apareció más mi tenis y fue más holgado. También él decayó en lo físico, noté que se cansó”, contó Cerúndolo sobre sus sensaciones en la cancha. 

Si bien Popko recuperó el saque en el comienzo, para el 1-1, luego fue todo de Cerúndolo. Hilvanó cuatro juegos consecutivos y sentenció la historia con contundencia, reflejada en el 6-2 del “score”. El primer paso estaba dado.

Sorpresa en el Jockey Club

A diferencia del partido entre Cerúndolo y Popko, donde el curso del juego pasó por lo que hacía el argentino, en el enfrentamiento entre Etcheverry y Skatov todo fue mucho más equilibrado. Los dos demostraron estar a la misma velocidad de pelota, con intercambios largos desde el fondo de cancha.

El kazajo era sólido y al mismo tiempo la pelota le corría con facilidad, sobre todo desde la derecha. Con ese golpe, ponía a correr al platense por toda la cancha. Y eso no era una buena señal en uno de los días más calurosos del año. “Desde el principio, no fue el partido que esperaba. No fui lo suficientemente preciso y agresivo”, reconoció Etcheverry.

Cada uno se hizo fuerte con su saque hasta el 5-4, cuando Skatov quebró y de esa manera se llevó el parcial inicial. Gran nivel del asiático, muy por encima de lo que indica el puesto 278 que ocupa en el ranking ATP. Aunque no fue tanta la sorpresa para Coria. “Lo teníamos estudiado, su ranking es mentiroso. Es un típico jugador al estilo español, aguerrido”, dijo el capitán argentino.

El tenis del kazajo no mermó durante el segundo parcial, contrario a lo que se podía suponer. Ni siquiera tras dejar pasar una chance clara en el 4-3, cuando tiró una derecha afuera para ponerse 5-3 y sacar para el partido. La gente se metió en el juego, alentó a Etcheverry y parecía que era un clic en el encuentro. “Tenía que apoyarme en algo”, sostuvo el platense.

Pero quien fue número 1 en júnior y que hace cinco años entrena en España, no se dejó intimidar por el entorno. Se apoyó en la derecha, su mejor golpe, y cerró el partido por 7-5. Impensado 1-1 en la previa, pero no fue sorpresa tras ver el nivel de Skatov. (DIB)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí