Gran Hermano volvió a consolidarse como un fenómeno televisivo y espera por su edición 2023

El programa, que consagró al salteño Marcos Ginocchio, terminó con picos de 30 puntos en la pantalla de Telefe.

Gran Hermano volvió a consolidarse como un fenómeno televisivo y espera por su edición 2023

La emisión final de Gran Hermano, que anoche consagró ganador al salteño Marcos Ginocchio tras pasar 162 días encerrado en la casa, ratificó al reality como un fenómeno televisivo, luego de más de 20 años de su primera edición en el país.

El programa, que se emitió siempre por la pantalla de Telefé, alcanzó picos de 30 puntos de rating y le dio un respiro a la televisión, que viene en baja hace ya varios años.

Ginocchio, alias “El primo”, resultó ganador con el 70,83% de los más de 8 millones de votos del público y se alzó con el premio de $ 15 millones (que a través de una app durante estos meses generó un rendimiento de casi $ 5 millones más), una casa prefabricada y un año de cerveza gratis.

El segundo lugar fue para Nacho Castañares con el 29,17%, quien se llevó una casa y un año de cerveza, y el tercer puesto fue para Julieta Poggio con 19,66% a quien le tocó un año de cerveza y un viaje a un destino elegido.

Cuando el reality comenzó el 17 de octubre pasado con la conducción de Santiago del Moro con 23 puntos de rating, se abrió una gran incógnita: ¿era posible que un formato estrenado en 2021 tuviera el mismo impacto en una televisión con muchos menos espectadores, y además teniendo en cuenta el encierro reciente por la pandemia?

El éxito que obtuvo esta edición le dio la razón a Telefe: el “reality” holandés replicado en más de 70 países volvió a la pantalla argentina para una nueva edición y se convirtió en el programa más visto con un promedio de 19.6 puntos.

Es que Gran hermano también fue un fenómeno en las redes sociales. Ayer, la final fue tendencia y la transmisión en YouTube y Twitch alcanzó a más de 372.000 usuarios en simultáneo.

Si bien todavía no hay una fecha exacta para el comienzo de una próxima edición, Santiago del Moro adelantó que habrá un nuevo Gran Hermano 2023 y que ya se encuentran abiertas las inscripciones para el casting.

Pocos minutos después, el sitio estaba colapsado por la cantidad de personas que enviaron la solicitud y completaron el formulario requerido. Muchos usuarios, además, quisieron compartir su casting a través de sus redes sociales, buscando tener mayor repercusión y que sean seleccionados por la producción para entrar a la casa más famosa del país.

Cabe señalar que las semanas finales del envío transcurrieron en medio de la detención de Marcelo Corazza, ganador de la primera edición del reality y actual productor del programa como sospechoso de integrar una organización dedicada a la explotación sexual y la corrupción de menores. (DIB)