Beba robada: una de las detenidas admitió que se llevó a la niña y quiso desvincular a sus familiares

La beba fue encontrada en una parroquia y, por fortuna, se encuentra en buen estado de salud con su familia.

Gracias a la difusión de la foto de la beba se pudo acelerar su hallazgo.

Las tres personas detenidas acusadas de haber robado a una beba recién nacida del Hospital Interzonal Paroissien de la localidad bonaerense de Isidro Casanova, partido de La Matanza, fueron indagadas en la UFI Nº 3 por el fiscal Gastón Bianchi por el delito de “sustracción de menores”.

Según se supo, una mujer admitió haberse llevado a la niña y deslindó de responsabilidades a los otros dos sospechosos, su hija y su pareja. No obstante, todos quedaron detenidos.

Así, Georgina Ayelén Rodríguez, de 33 años, asumió la acción principal en el hecho, del que también participaron -según considera la Justicia-  su hija Milagros Ailén Rodríguez, de 18 años, y su pareja, Emanuel Alejandro Velázquez.

No obstante, Velázquez le atribuyó la responsabilidad del hecho a Rodríguez, y la mujer más joven se negó a declarar.  

El fiscal solicitó informes psicológicos y psiquiátricos a los tres acusados, mientras que la beba se encuentra en buen estado de salud, junto a su familia y acompañada del área de Asistencia a las Víctimas del municipio de La Matanza.

El caso                     

Una beba de dos días fue robada el sábado último del mencionado hospital de Isidro Casanova. Luego de siete horas y gracias a la publicación de su foto en redes sociales y medios de comunicación, fue localizada en la parroquia San José de la misma localidad.

Tras un llamado telefónico anónimo, agentes policiales llegaron a la iglesia, y hallaron a la beba junto a Velázquez, quien fue aprehendido.

Horas después, en jurisdicción de la comisaría de Altos de Laferrere, fueron aprehendidas las dos mujeres.

De acuerdo a la información que trascendió de la investigación, las dos mujeres implicadas solicitaron ingresar a la habitación del hospital durante la madrugada del sábado, pero el acceso les fue denegado. No obstante, en algún descuido lograron ingresar, ya que luego las cámaras de seguridad del centro de salud registraron a una de ellas salir con una mochila y encontrarse con la otra.

María Elena, la abuela de la niña, criticó a los guardias del hospital por no haber controlado el acceso de la o las mujeres que participaron del robo.

“Por lo que me mostraron en las cámaras una mujer le entrega a la otra el bebé, ¿Cómo puede ser que hayan salido tan simplemente? Eso les dije a los del hospital”, indicó.

Jorge, tío de la nena, pidió que “paguen por lo que hicieron”, mientras una amiga de la madre expresó: “Estamos felices de que haya aparecido porque a veces no aparecen”. (DIB) ACR