La Provincia reitera las advertencias por las cianobacterias: “Pueden llegar a ser tóxicas”

La directora de Monitoreo Hídrico bonaerense enumeró las restricciones dictadas para evitar entrar en contacto con estos microorganismos.

La directora de Monitoreo Hídrico bonaerense enumeró las restricciones dictadas para evitar entrar en contacto con estos microorganismos.
La directora de Monitoreo Hídrico bonaerense enumeró las restricciones dictadas para evitar entrar en contacto con estos microorganismos.

El Gobierno bonaerense renovó este lunes las advertencias sobre la presencia de cianobacterias en lagunas y ríos de la provincia de Buenos Aires, y explicó cuál es su procedencia y por qué pueden a llegar a ser tóxicas.

La directora de Monitoreo Hídrico bonaerense, Paula Ramírez, enumeró las restricciones dictadas para evitar entrar en contacto con estos microorganismos.

En ese sentido, manifestó que las cianobacterias presentes en ríos y lagunas bonaerenses “son organismos milenarios que permitieron que hoy tengamos el aire que respiramos”. No obstante, señaló que “el problema es que, cuando empiezan a reproducirse en demasía, reflejan un desequilibrio en el ecosistema o en sus condiciones y pueden llegar a ser tóxicas”.

Por lo tanto, aclaró que, “si entramos en contacto con el agua o con la arena donde ha habido cianobacterias, nos puede trasmitir una toxina a través de las mucosas, los ojos o la ingesta de agua o algún otro organismo que estuvo en contacto con ellas”. Por ese motivo “hay restricciones para la pesca y evitar los contactos con los deportes acuáticos”.

Ramírez apuntó que “las precauciones que damos son no ingresar al agua dependiendo del color. Para eso tenemos un cianosemáforo que está conformado por los 4 colores que están en sintonía con los que se utilizan a nivel internacional para determinar riesgos”.

Esa información está disponible en www.gba.gov.ar/cianobacterias, donde “se puede ver un mapa en el que están señalizadas las lagunas o puntos de los ríos donde se va puede encontrar los colores del semáforo con los riesgos del agua”.

En tanto, advirtió que si se llegase a entrar en contacto con estos microorganismos, “inmediatamente hay que lavarse con agua limpia; tomar abundante agua; y si tenés vómitos, diarrea o alguna erupción en la piel, hay que concurrir a un centro de atención e informar de la situación”. (DIB)