El crimen de la agente en Retiro renovó el debate por el uso de las pistolas Taser

El ministro de Seguridad porteño en uso de licencia, Marcelo D’Alessandro, culpó al kichnerismo por no habilitar el uso de estas pistolas.

“Nosotros compramos Taser cuando era gobernadora”, recordó María Eugenia Vidal.
Las pistolas Taser, nuevamente en el centro de la discusión por la inserguridad.

Tras el asesinato de la agente de policía Maribel Nélida Zalazar, volvió el debate por la habilitación del uso de las pistolas Taser.

El ministro de Seguridad porteño en uso de licencia, Marcelo D’Alessandro, hizo referencia en su cuenta de Twitter a este tipo de armas de descarga eléctrica, a pocas horas del episodio ocurrido en la estación Retiro del subte.

“Lamento profundamente la muerte de nuestra oficial Maribel Salazar a manos de un asesino que ya está detenido y que no tiene que salir nunca más. Dos chicos que se quedan sin madre, una familia destruida por esta lacra. No alcanzan las palabras para tanto dolor”, manifestó, y añadió: “El enfrentamiento podría haber sido controlado con una pistola Taser. Hace dos años compramos 60 unidades, pero el gobierno kirchnerista las bloqueó con el festival de excusas truchas que usan para defender delincuentes”.

D’Alessandro añadió: “¿Cuántas tragedias vamos a tener que lamentar por culpa de este capricho ridículo? ¿Hasta dónde va a llegar esta irresponsabilidad de querer cagarles la vida a los porteños porque no votan chorros? ¿Qué van a inventar ahora?”.

En esa línea, otros funcionarios de Juntos por el Cambio se sumaron al pedido de habilitación de las Taser.

El diputado Ricardo López Murphy escribió: “En medio de una discusión en Retiro, un hombre forcejeó con la Oficial Salazar, le quitó su arma y la mató. Con una Taser, pudo haberlo reducido pero este modelo anti-policía nos sigue costando vidas”. Su par Fernando Iglesias, añadió: “Con las pistolas Taser esto no pasaba, pero la gauche-merluza de Palermo Trotsky opinó que eran instrumentos de tortura y el gobierno peruca bloqueó todo”. 

La legisladora Silvia Lospennato se sumó al debate y posteó: “El gobierno nacional retiene las pistolas Taser porque el kichnerismo desprecia el trabajo de las fuerzas de seguridad. Cuidar a los que nos cuidan es nuestra obligación. Por una vez pónganse del lado correcto de la historia!”.

En tanto, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, no se metió en la polémica y solo tuiteó: “Mi más sentido pésame y todo mi apoyo para la familia de la Oficial Maribel Salazar, cobardemente asesinada hoy en Retiro. El delincuente fue detenido en el momento del hecho y espero que la justicia actúe rápido y con todo el peso de la Ley”.

De igual modo lo hizo Patricia Bullrich, titular del PRO: “Acompaño a la familia de la oficial Analía Salazar, que falleció en el cumplimiento de su deber. Hoy y siempre, nuestra obligación es cuidar a quienes nos cuidan”. (DIB) ACR