Girard: “El PRO está financiando su proyecto presidencial quitándole recursos a las provincias”

El titular de ARBA cuestionó el fallo de la Corte y lo calificó como de “inocultable posición unitaria”.

El titular de ARBA cuestionó el fallo de la Corte y lo calificó como de “inocultable posición unitaria”.
El titular de ARBA cuestionó el fallo de la Corte y lo calificó como de “inocultable posición unitaria”.

El director de ARBA, Cristian Girard, cuestionó este miércoles el reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia, al que calificó como de “inocultable posición unitaria”, y subrayó que “la Ciudad Autónoma de Buenos Aires actúa como una aspiradora de recursos, quedándose con una parte de la coparticipación federal que le corresponde a las provincias”.

“El PRO está financiando su proyecto presidencial quitándole recursos a las provincias”, dijo Girard y consideró que todo el entramado de lo que sucede en torno al fallo de la Corte sobre Coparticipación beneficia a CABA y la connivencia entre sectores de Juntos por el Cambio.

“Si bien Juntos por el Cambio sostiene un discurso anti-impuestos, lo cierto es que cuando el macrismo comenzó a gobernar la Ciudad en 2007 la presión fiscal era 4,3% y para 2022 la han casi duplicado, llegando a 7,8%. ¡Y los recursos por habitante se casi triplicaron!”, detalló Girard.

Además, hizo hincapié en que al “aumento de la presión fiscal”, se le agregó a partir de 2007 “un fuerte proceso de endeudamiento”, producto del cual “la deuda de CABA más que se duplicó”.

En resumen, según explicó, la gestión del PRO en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se tradujo en “más presión fiscal, más deuda, más recursos para el gobierno porteño y para la expansión del proyecto político macrista”.

El funcionario bonaerense recordó que cuando Macri fue presidente “triplicó por decreto la transferencia de recursos nacionales hacia CABA. Como resultado de esa decisión, infundada e injusta, los recursos de origen nacional de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires pasaron del 10% al 25%”.

“En 2020 pudo revertirse esa maniobra del macrismo”, por lo que la Nación recuperó “los fondos que habían sido otorgados a CABA”, señaló. Pero luego el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, “judicializó esa Ley” y fue “en ese marco que la Corte dictó la medida cautelar”, que benefició recientemente a la Ciudad Autónoma.

El titular de ARBA caracterizó esa medida dictada por la Corte como “un fallo partidario, porque busca validar la transferencia ilegal de recursos desde el resto del país hacia CABA, llevada a cabo por medio de decretos infundados e ilegales de Macri avalados por Juntos por el Cambio”.

En esa línea, agregó que “el fallo viola la Constitución, al desconocer potestades exclusivas del Congreso y las legislaturas provinciales y vulnerar la regla que impone que el sistema de coparticipación debe garantizar la calidad de vida y la igualdad de oportunidades en todo el territorio nacional”.

Además, Girard afirmó que “La receta PRO es simple: gobernar el distrito más rico y de mejor infraestructura, quitando recursos a las provincias, cobrando más impuestos y tomando deuda, y prometer que si los elijen para gobernar la Nación todos podrán vivir como en CABA. Espejitos de colores”.

Por todo ello calificó al fallo de “incumplible”, y reiteró que se “inscribe en una línea de acción que viene de muy atrás en el tiempo y busca centralizar el poder político en CABA, para proyectar a nivel nacional políticas que privilegian los intereses de un puñado de poderosos por sobre los del resto del país”.

Perjuicios del Convenio Multilateral

Finalmente, Girard fue más allá del tema de la coparticipación federal y puso el foco en el mecanismo de distribución de Ingresos Brutos entre todas las provincias y CABA, regulado a través del Convenio Multilateral. En ese punto, destacó que “el acuerdo vigente, establecido en dictadura (1977), implica que la Ciudad percibe más recursos que los que genera”.

“La Ciudad Autónoma de Buenos Aires representa el 21% del PIB, pero recibe el 26% de la recaudación de Ingresos Brutos, en perjuicio del resto del país. Hablamos de más de $122.000 millones”, enfatizó el director de ARBA.

Respecto de esa “distribución sesgada”, Girard explicó que se debe, en parte, “a la radicación en Capital Federal de la sede administrativa de grandes empresas que realizan operaciones en todo el país, pero atribuyen la mitad de sus ingresos en función de los costos, beneficiando así a CABA”. (DIB)