Burlando: “El logro de la fiscalía fue sacar una confesión de Cinalli”

El abogado destacó "la inteligencia" de los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García, sobre quienes consideró que hicieron "una preparación fantástica del caso".

El abogado Fernando Burlando, al salir de los Tribunales de Dolores.

Fernando Burlando, abogado de los padres de Fernando Báez Sosa, consideró en declaraciones a la prensa al salir de los tribunales de Dolores que la declaración de Blas Cinalli en la última audiencia del juicio fue “una confesión” ya que “se situó en la escena del crimen”, y destacó el trabajo realizado por los fiscales y el tribunal a lo largo del debate.

“El balance es positivísimo. El logro de la fiscalía fue sacar una confesión de Cinalli, que se puso en el lugar del hecho. Él mismo se ubica a menos de treinta centímetros en la escena del crimen”, sostuvo Burlando.

El letrado apuntó contra el imputado: “Ocho personas que le pegan a una son unos cobardes. Cinalli sos un cobarde. No te califiqué sobre lo que hiciste, hice una descripción de lo que se ve en los videos”.

El abogado destacó “la inteligencia” de los fiscales Juan Manuel Dávila y Gustavo García, sobre quienes consideró que hicieron “una preparación fantástica del caso”.

“Fue un gran logro sacar esa declaración. Obedece a la gran inteligencia de Dávila que ha hecho una preparación fantástica del caso. Tengo que destacar es el trabajo de los dos fiscales. Realmente dos funcionarios que le metieron una garra, toda su inteligencia, resignando horas a su familia y vida personal”, valoró.

Luego, el letrado analizó los dichos que realizaron durante todo el debate cinco de los ocho acusados y los catalogó como “poco inteligentes”.

“Los otros tres (por Enzo Comelli, Matías Benicelli y Ayrton Viollaz, quienes no declararon) quizás tienen sus últimas palabras. Para hablar como hablaron, con tanta falta de inteligencia y falta de criterio, es preferible que se callen. No tengo dudas de que esta gente si está en la calle mata de nuevo”, indicó Burlando.

“Esta actitud de Cinalli, su modo gestual, este analfabetismo emocional es realmente preocupante. Creo que lo que pasó, sabemos por qué pasó. La casa tiene mucho que ver en el presente de esta gente”. (DIB) ACR