Arrestan a una pareja en San Miguel por el femicidio de María Laura Cejas

Investigan si se trata de las personas que llevaron el cadáver de la mujer, que fue violada y estrangulada, hasta un baldío de General Rodríguez,

El cadáver de María Laura Cejas (37) fue arrojado a un baldío de General Rodríguez. (Facebook)
El cadáver de María Laura Cejas (37) fue arrojado a un baldío de General Rodríguez. (Facebook)

Un hombre y una mujer fueron detenidos este martes acusados del crimen de María Laura Cejas, una mujer de 37 años cuyo cadáver fue hallado con signos de golpes, abuso sexual y estrangulamiento en un terreno baldío de la localidad bonaerense de General Rodríguez.

Ambos sospechosos, que son pareja, fueron aprehendidos de urgencia en una vivienda de la localidad de San Miguel, donde también fue secuestrado un vehículo Volkswagen Gol color champagne, con el cual trasladaron a la víctima hasta el lugar donde su cadáver fue abandonado envuelto en un acolchado.

La pareja será indagada mañana a primera hora por la fiscal Alejandra Rodríguez, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de General Rodríguez, por el homicidio de Cejas (37).

Durante el allanamiento se incautaron además los teléfonos celulares de los sospechosos, que serán sometidos a peritajes.

“Ambos habían asistido a la misma fiesta donde fue la víctima, en una quinta en la localidad de Moreno. La mujer (detenida) dijo que estaba con su novio, el padre de él y Cejas y que ésta en un momento se golpeó la cabeza cuando ingresó en la pileta y murió, por lo que descartaron el cuerpo, algo poco creíble”, explicó a la agencia estatal Télam un investigador. En tanto, según el portal local La Posta, al momento de ser esposado el hombre, identificado como Adrián Orfei (50) aseguró que a él lo llamaron para llevar el cuerpo hasta el barrio de General Rodríguez porque “la chica se ahogó en la pileta”.

Pero la autopsia, cuyos resultados se conocieron ayer, reveló que María Laura Cejas, además de haber muerto por asfixia mecánica por compresión, es decir, ahorcada, también presentaba múltiples lesiones en brazos, abdomen y cabeza; además de heridas en la zona genital compatibles con abuso sexual. Las pericias también arrojaron que no tenía signos de haberse defendido, pero sí lesiones compatibles con la sujeción de su cuerpo.

Envuelto en un acolchado

El cuerpo de Cejas -que vivía en el barrio porteño de Villa Urquiza- fue hallado el domingo cerca de las 16 en un terreno baldío junto a un desarmadero de autos ubicado en la calle Amancay entre El Zorzal y El Sauce, en el barrio Pico Rojo, de la mencionada localidad de General Rodríguez.

El cadáver estaba envuelto en un acolchado, atado con una soga y vestía una bikini. La mujer fue reconocida por su hermana gracias ar los tatuajes y un piercing que llevaba en el lado derecho de la nariz.

Según pudo reconstruir la Policía, la mujer asesinada asistió a una fiesta en una quinta en la zona de Villa Trujui. Tras la revisión de las cámaras de seguridad de la zona y la reconstrucción del recorrido que hizo la víctima, se pudo saber que tras la fiesta en la quinta en la que murió, el cadáver de María Laura Cejas fue llevado al barrio Selectos de Gaona en el Volkswagen Gol, de cuyo baúl la sacaron dos sujetos y la arrojaron en el baldío. El auto fue encontrado por la Policía en una vivienda de la calle Zuviría al 1100, en San Miguel, donde arrestaron a la pareja.

“Martín, de Moreno, le ofreció trabajo”

Cejas estaba buscando trabajo. Desde su cuenta de Facebook había publicado su currículum, su celular de contacto e indicaba que se prestaba a asistir y cuidar niños y personas de la tercera edad, así como hacer tareas domésticas.

“Hola buenos días, estoy en busca urgente de trabajo, cuido personas de la tercera edad, niños/as especiales, limpio por hora. Si sería posible, uno fijo. El último fue de niñera temporal que le puedo pasar el celu para referencia. Ayúdenme a compartir y con ….. para que no se pierda la publicación. ¡Gracias y que Dios los bendiga! Les dejo mi celular”, había escrito María Laura en uno de los posteos.

Su hermana, Karina Cejas, supo de ella hasta el viernes. Sabía que el sábado “un tal Martín, de Moreno, que le había ofrecido un trabajo”, la pasaría buscar para concretar el acuerdo laboral, explicó a Crónica TV. Luego, la hermana no pudo contactarse más con María Laura, hasta que se enteró por ese medio del hallazgo de un cuerpo y se contactó con las fuerzas de seguridad. (DIB) MM