Paro en centros de salud de la provincia: reclamo de reapertura de paritarias y fortalecimiento del sector

La medida de fuerza se llevó a cabo por regiones con distintas acciones para visibilizar el conflicto.

46

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) llevó adelante este miércoles 7 de diciembre un paro de 24 horas en hospitales y centros de salud bonaerenses, con asambleas, marchas, y hasta postas sanitarias, donde se brindaron servicios de salud a la población.

Lo particular de esta medida de fuerza fue que se llevó a cabo por regiones y frente a establecimientos de salud bonaerenses. Entre otras localidades, hubo acciones en el Hospital Bocalandro de Tres de Febrero; en el Hospital Balestrini de La Matanza; en el Hospital Piñeyro de Junín; en la zona norte del Conurbano la protesta se centralizó en la ruta 8, en San Martín; se realizó una actividad de visibilización del conflicto en el hospital Evita Pueblo de Berazategui; se llevaron a cabo abrazos a los hospitales Tetamanti y Alende de Mar del Plata; hubo un semaforazo en el Hospital Paroissien de La Matanza; y se instaló una posta sanitaria frente a la Legislatura bonaerense, en La Plata.

El Secretario General de Cicop, Guillermo Pacagnini, repasó en diálogo con DIB cuáles son los reclamos concretos del sector. “La reapertura de paritarias es uno de los pedidos, ya que la última fue en el mes de abril, ahí firmamos cláusula de reapertura y de revisión pero nunca nos volvimos a sentar a discutir la recomposición de nuestro salario”, aseveró el gremialista, y ponderó: “Los aumentos unilaterales que se dieron han quedado muy atrás de la inflación y necesitamos recomponer la estructura de nuestro salario, buscando recuperar parte de lo perdido y buscando incorporar alguna cláusula de recomposición frente a la proyección inflacionaria”.

Asimismo, Pacagnini expresó que piden “el inmediato tratamiento de una ley que está trabada en la Legislatura mediante la cual más de 3.500 licenciadas en enfermería deben pasar a categoría profesional e implica superar la discriminación salarial que tienen en este momento, ya que cobran 35% menos respecto a los profesionales que están en la carrera”. (DIB) ACR