La Provincia busca implementar desde el 1° de enero la ley de Alcohol Cero

Es para el inicio de la temporada fuerte de verano. El Gobierno de Kicillof está trabajando en la reglamentación de la normativa.

8
Un control de alcoholemia en ruta. (Archivo)

La ley que establece la tolerancia cero de alcohol en sangre para los conductores de vehículos, aprobada hace pocos días en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires y que tendrá suspensiones de licencias de hasta de 18 meses, podría empezar a regir desde el 1° de enero de 2023.

“La Ley de Alcohol Cero se aprobó la semana pasada en la Legislatura bonaerense y ya se está trabajando en el decreto reglamentario y en la promulgación. Seguramente ya va a estar vigente desde el 1 de enero en todo el territorio provincial”, expuso el ministro de Transporte, Jorge D’Onofrio.

La Legislatura sancionó la semana pasada la iniciativa enviada por el Gobierno bonaerense y que contempla penas que incluyen multas, arresto, retención de la licencia e inhabilitación para conducir a quienes hayan bebido alcohol.

Desde ahora, quienes conduzcan con valores de hasta 499 miligramos recibirán tres meses de inhabilitación para manejar. Si el grado de alcoholemia se encuentra entre 500 y 999 miligramos, la pena será de seis meses.

En tanto, estarán inhabilitadas por 18 meses las personas que circulen con tasas entre 1000 y 1500 miligramos de alcohol por litro de sangre. Por último, quienes superen los 1500 miligramos no podrán conducir por el lapso de 18 meses.

Durante el primer año de vigencia de la ley, las personas que conduzcan con una tasa de hasta 499 miligramos por litro de sangre serán sancionadas únicamente con la asistencia y aprobación de cursos especiales de educación y capacitación para el correcto uso de la vía pública.

D’Onofrio remarcó a FM La Patriada que “esto es para todas las personas que circulen por el espacio público en la provincia de Buenos Aires” y reiteró que “va a contribuir a bajar los índices siniestrales, teniendo en cuenta que es del 44% la vinculación del alcohol con la siniestralidad”.

El alcohol está presente en uno de cada cuatro siniestros viales y es la primera causa de muerte de menores de 35 años. Además, durante 2022 hubo 6162 infracciones por alcohol al volante en rutas, calles y caminos de la provincia de Buenos Aires, según se desprende del informe anual del Observatorio Vial de Seguridad Vial del Ministerio de Transporte bonaerense. (DIB)