Fernández, con 14 gobernadores para acordar estrategia contra el fallo de la Corte

10
Fernández, con 14 gobernadores para acordar estrategia contra el fallo de la Corte
Fernández con los gobernadores. (Presidencia)

Alberto Fernández se reunió hoy con 14 gobernadores oficialistas en la Casa Rosada para dar un mensaje político contra la Corte Suprema y definir una estrategia en común, luego del fallo del máximo tribunal que repuso parte de la coparticipación que el Gobierno le recortó a la ciudad de Buenos Aires en 2020.

Tras la reunión, se espera un comunicado conjunto de la liga de gobernadores y la Presidencia que refleje lo decidido durante el encuentro. Todo ocurre en un contexto de presiones por parte de algunas figuras del oficialismo que reclaman que el Gobierno desconozca y no acate el fallo dictado por el máximo tribunal.

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich -uno de los mandatarios provinciales más afines a Cristina Kirchner- consideró que “el Presidente de la Nación debe desconocer este fallo pues objetivamente es una atribución constitucional del artículo 99, y no depende de una intromisión de carácter judicial arbitraria y discrecional”. Axel Kicillof, por su parte, dijo que el fallo de la Corte es “una verdadera inmundicia”.

Hoy, convocados por el Presidente, a la sede de gobierno asistieron diez mandatarios provinciales que optaron por viajar a Capital Federal tras la convocatoria que hizo ayer la Presidencia cuando se conoció el fallo de la Corte: Gildo Insfrán (Formosa), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Uñac (San Juan), Ricardo Quintela (La Rioja), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Kicillof (Buenos Aires), Mariano Arcioni (Chubut), Sergio Ziliotto (La Pampa) y Raúl Jalil (Catamarca).

De forma remota, en tanto, se conectaron a la reunión Capitanich (Chaco), Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Gustavo Melella (Tierra del Fuego) y Alicia Kirchner (Santa Cruz).

En medio de la discusión jurídica sobre el fallo, también participaron del encuentro, que fue en el Salón Eva Perón, la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, y el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos.

Los gobernadores que integran Juntos por el Cambio no fueron convocados al encuentro. También faltaron Arabela Carreras (Río Negro), Juan Schiaretti (Córdoba), Gustavo Sáenz (Salta), Omar Gutiérrez (Neuquén), mandatarios que no abrevan en el Frente de Todos. Sorprendió, en cambio el faltazo de otros dos gobernadores oficialistas: Alberto Rodríguez Saá (San Luis) y Omar Perotti (Santa Fe). Cerca del gobernador alegaron que tuvo “problemas de conexión”.

Ayer, el diputado Roberto Mirabella -del riñón de Perotti- fue uno de los que no dio quórum para la última sesión del año en la Cámara baja.

También se sumó a la reunión el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, que recibió a algunos en sus oficinas de la planta baja de la Casa Rosada antes de subir al Salón Eva Perón para reunirse con el Presidente. De Pedro volvió a compartir así una actividad política e institucional con Fernández, una novedad luego del vacío que él y otros funcionarios kirchneristas le hicieron al Presidente la semana pasada en el acto por los tres años de gestión.

De Pedro había sido un actor protagónico de la puja con Horacio Rodríguez Larreta por los fondos asignados a la Capital Federal. Hubo un sinfín de reuniones entre funcionarios de su ministerio y representantes del gobierno porteño para intentar llegar a un acuerdo -que no se logró- antes de que la Corte resolviera la cautelar que presentó la Ciudad. “Incoherente y antifederal es sacarles recursos a las provincias para darle al Gobierno de la Ciudad, el más rico del país”, dijo el ministro hoy en Twitter.

El contexto

La puja con la Ciudad por la coparticipación le sirve a Fernández para hacer causa común con los gobernadores peronistas en un momento delicado, tanto por el desdén que recibe del kirchnerismo como por la frialdad que exhibieron en los últimos días los mandatarios provinciales y la CGT.

En la Casa Rosada esperaban que el fallo del máximo tribunal fuera favorable a Rodríguez Larreta. No los sorprendió. Ayer, los ministros de la Corte ordenaron una medida cautelar a favor de la ciudad de Buenos Aires y dispusieron que el Estado Nacional “entregue a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el 2,95% de la masa de fondos″ coparticipables.

Además, le ordenaron al Gobierno que, “durante la tramitación del proceso, se abstenga de aplicar la ley 27.606″, que fue la norma con la que hace dos años se formalizó un nuevo cálculo de lo que le correspondía a la Ciudad por el traspaso de la Policía.

La Ciudad, no obstante, viene reclamando que le repongan el 3,5% de la coparticipación. Más allá del encono con el máximo tribunal, tras una primera lectura del fallo en algunos despachos oficiales tomaban nota de los porcentajes que escribió la Corte y hablaban de un fallo “salomónico”. La decisión de la Corte es sobre una medida cautelar, pero aún se aguarda que falle sobre el fondo del caso.

La Corte Suprema ya notificó al Poder Ejecutivo del fallo y ahora la Ciudad espera que, de forma inmediata, la Nación le transfiera el monto actualizado de fondos. Si el Gobierno acata el fallo de la Corte, el Ministerio de Economía debería darle la orden al Banco Nación para que actualice los giros.  (DIB)