Europa pone fin al “modo avión”

Los pasajeros a bordo podrán comunicarse, a más tardar en junio de 2023, por teléfono a través de una red de datos. Igual, el capitán tendrá poder de decisión.

7
Cada vez más cerca de usar libremente el teléfono en el aire. (Qatar Airways)

La Comisión Europea anunció que los pasajeros no deberán activar más el “modo avión” durante sus vuelos, lo que implica que los viajeros podrán realizar y recibir llamadas telefónicas, además de utilizar datos móviles a bordo de la aeronave. La idea es que se aplique “lo antes posible y, a más tardar, el 30 de junio de 2023″.

Las autoridades europeas señalaron que las aerolíneas podrán proporcionar un servicio especial de conexión de última tecnología con la red 5G, aunque es de esperar que este no sea gratis y que se aplique un cargo por roaming debido a los diferentes planes que se ofrecen en cada país.

Para implementar esta medida, la Unión Europea comunicó que se habilitará una banda de frecuencias específicas para el uso de la red 5G a bordo. De este modo, no debería producirse ninguna interferencia con los sistemas electrónicos del avión. “El cielo ya no es un límite cuando se trata de las posibilidades que ofrece la conectividad super rápida y de alta capacidad”, dijo Thierry Breton, Comisario europeo de Mercado Interior y Servicios.

Para empezar, serán las propias compañías áreas las que deberán instalar una estación red en su flota para permitir el envío de llamadas, mensajes o el tráfico de datos a través de una red satelital, por lo que la inversión por parte de las aerolíneas será alta. Y luego está el dar por hecho que a pesar de utilizar nuestros propios datos, el costo vaya a estar incluido.

La razón es que al ir volando se pueden utilizar redes en tierra de más de un país, por lo que se generará un coste de roaming. Y a pesar de que aún se desconocen las tarifas, el precio no será bajo.

Cabe recordar que hace tan solo unos meses aerolíneas como Emirates, Japan Airlines, United, Delta o American Airlines daban la señal de alarma ante la situación entre aerolíneas y 5G hace unos días enviando una carta conjunta a los principales organismos de seguridad e, incluso, algunas de ellas, cancelando vuelos alegando motivos de seguridad.

¿Qué motivos? En realidad solo uno, pero fundamental para la correcta aeronavegabilidad del avión: la red 5G, la nueva generación de telefonía móvil, puede interferir con la tecnología del avión en fases críticas, como la del aterrizaje automático en casos de, por ejemplo, baja visibilidad.

La preocupación de las aerolíneas tiene una explicación fundada: “el problema está en el radioaltímetro, que es un aparato que lanza una señal al suelo, la recibe de nuevo y en ese tiempo calcula la distancia a la que está el avión, una herramienta fundamental en los aterrizajes automáticos en los que el piloto no ve nada fuera, y es el avión el que va calculando la distancia”, aclara Ignacio Rodríguez, comandante de una aerolínea española.

En Europa, la propia EASA, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, emitió un comunicado saliendo al paso y explicando la “estrecha colaboración con los fabricantes de aeronaves, las autoridades nacionales de aeronavegabilidad y los reguladores nacionales para evaluar el riesgo de interferencia de 5G/radioaltímetro en el espacio aéreo de la UE, la susceptibilidad de las aeronaves a dicha interferencia, el efecto de dicha interferencia en los sistemas de aeronaves y el subsiguiente efecto sobre la seguridad de las operaciones de vuelo”. (DIB)

*Nota publicada en el suplemento De Viaje.