El Gobierno cerró un congelamiento de precios para la indumentaria

Massa anunció un nuevo acuerdo con el sector hasta fines de febrero. Son más de 60 marcas las que se sumaron.

La indumentaria en la mira del Gobierno.

En un intento por contener el avance de la inflación y alentados por la última cifra del 4,9%, el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, anunció este viernes un “nuevo acuerdo de precios con el sector de la indumentaria hasta 28 de febrero”.

Según informó el Palacio de Hacienda en un comunicado, se selló un acuerdo de precios fijos y “descuentos especiales” en las principales marcas de indumentaria desde diciembre al 28 de febrero de 2023. “Se acordó mantener los precios vigentes en todos los productos de más de 60 marcas y que los nuevos productos que ingresen a la venta no podrán aumentar sus precios durante el mismo período”, estimaron fuentes oficiales.

Las “rebajas especiales” serán en productos seleccionados para Navidad, más precisamente en indumentaria infantil (-30%) e indumentaria deportiva (-15%).

Las marcas son 47 Street, Akiabara, Amphora, Awada, Ay not dead, Ayres, Baby Cotton, Bachino, Bensimon, Billabong, Bolivia, Broer, Cardón, Carmela Achaval, Caro Cuore, Cheeky, Clara Ibarguren, Como Quieres, Cuesta Blanca, DC Shoes, Desiderata, Devre, Etiqueta Negra, Ginebra, GNZ González, Grisino, Independent, Jazmín Chebar, Juanita Jo, Kosiuko, La Martina, Las Pepas, Lázaro, Little Akiabara, Lost, Macowens, Markova, Midway, Mishka, Naum, Old Bridge, Original Penguin, Pampero, Paula Cahen D Anvers, Perramus, Portsaid, Prüne, Quiksilver, RA Intertrading SA, Rapsodia, Rip Curl, Roxy, Santa Cruz, Sweet, Tascani, Uma, Ver, Viamo, Vitamina, Volcom, XL Extra Large, Yagmour y Zoo York.

En un breve acto de presentación, Massa resaltó que el nivel de cumplimiento se verificó en el índice de precios al consumidor de noviembre, cuando “por primera vez el rubro se mantuvo por debajo de la inflación”. Y añadió: “Quiero agradecerles por el nivel de cumplimiento del acuerdo que firmamos en septiembre”.

Cabe recordar que el ministro había apuntado sus dardos al sector de la indumentaria que duplicó sus precios en los últimos doce meses. Esa situación lo llevó a, semanas atrás, amenazar a los empresarios con abrir las importaciones. 

“Eso, para nosotros, es absolutamente alentador porque el programa está funcionando. Han hecho un esfuerzo enorme. Lo que significa es que podemos trabajar juntos y seguir impulsando un sector que genera mucha mano de obra, tiene volúmenes de comercialización muy altos, incidencia en los precios, pero también incidencia en la vida de los ciudadanos”, dijo Massa y agregó: “El sector nos ha dado muy buenos resultado en términos del trabajo en conjunto”.

“Sabemos que el consumo tuvo un vaivén de caída en octubre y una mejora en noviembre. Eso tiene que ver con que la gente no está dispuesta a convalidar cualquier precio”, dijo el ministro e informó: “Planteamos la invitación para que hagamos el esfuerzo y de acá al 28 de febrero tengamos estos mismos niveles de cumplimiento. El acuerdo de acuerdo a la semana fue entre el 83 y el 87%. Aspiramos a subir ese nivel de cumplimiento”.

Esa semana, Massa cerró acuerdos de precios con los fabricantes de celulares, empresarios de insumos difundidos, con el calzado, los laboratorios y ahora con las marcas de ropa. (DIB)