Crimen y misterio en Varela: velaron a Lautaro y continúan buscando a Lucas

Velaron al joven de 18 años hallado asesinado y calcinado la semana pasada, mientras continúan los rastrillajes en busca del otro desaparecido.

10
Lucas Escalante (26) sigue desaparecido luego de salir con Lautaro Morello a festejar el triunfo de Argentina. (Facebook)
Lucas Escalante (26) sigue desaparecido luego de salir con Lautaro Morello a festejar el triunfo de Argentina. (Facebook)

Mientras la familia veló los restos de Lautaro Morello, el muchacho de Florencio Varela que había desaparecido el 9 de diciembre y fue encontrado asesinado y calcinado la semana pasada, la Policía continúa con los rastrillajes en busca de su amigo Lucas Escalante, de 26 años. Ambos jóvenes habían salido para festejar el triunfo de la Selección ante Países Bajos en el Mundial de Qatar y no se los volvió a ver con vida.

Por el crimen de Morello (18) están detenidos Cristian Centurión, hijo de un comisario mayor y cadete de la fuerza, y su primo, Maximiliano Centurión. Ambos están acusados como presuntos coautores del homicidio de Morello, en el marco de la causa que lleva adelante la fiscal Mariana Dongiovanni, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Florencio Varela.

Los restos de Lautaro Morello fueron velados desde el lunes por la noche hasta ayer martes a las 10 de la mañana en la cochería Colonial, en el Cruce Varela.

Rastrillajes

Mientras tanto, los efectivos de la Estación de Policía de Florencio Varela se encontraban realizando rastrillajes sobre la ruta provincial 53, cerca de la zona donde fue hallado el auto BMW azul propiedad de Escalante.

“Estamos trabajando en la zona para saber si (los acusados) actuaron solos o con más personas. Estamos recopilando información”, dijo a la agencia estatal Télam un investigador.

“Cristian Centurión fue la última persona a la que Lucas y Lautaro habrían ido a ver. Por el testimonio de amigos de Lautaro, se confirmó que salió con éste salió con Lucas Escalante, cuyos familiares dijeron que iba a verlo a Centurión”, explicó un investigador.

Los últimos registros de las comunicaciones de Escalante coinciden en el día y el horario con la zona del domicilio de Centurión, ubicado en la localidad de La Capilla, partido de Florencio Varela.

“Cuando declaró, Centurión dijo que hace tres meses que no lo veía a Lucas, aunque la familia de éste dijo que lo iba a ver. Además declaró que había perdido el celular”, detalló una fuente con acceso al expediente.

En tanto, el otro detenido, Maximiliano Centurión, aparece en los últimos registros de comunicaciones de Morello y las antenas de su celular impactan en una zona cercana a La Capilla.

La fiscal Dongiovanni sospecha que, detrás del crimen de Lautaro y la, por ahora, desaparición de Lucas, se esconde un posible negocio sucio con los vales de combustible que la Bonaerense recibe para cargar los tanques de los patrulleros. Pero nada se sabe aún del mecanismo de este manejo corrupto.

El bidón de nafta

Los investigadores, en tanto, analizaron las imágenes de una cámara de seguridad de una estación de servicio de Florencio Varela en las que se ve a Cristian Centurión cerca de las 0.30 del 10 de diciembre cargando nafta en un bidón blanco.

Este dato se ata a dos hechos cruciales. El BMW de Lucas Escalante fue encontrado tras un incendio en La Plata y el cuerpo de Lautaro semi incendiado hallado una semana después.

Los investigadores quieren determinar si el combustible comprado por Centurión fue usado para incendiar el auto BMW color azul en el que habían salido. “El auto está quemado por alguien que sabe cómo hacerlo. De adentro hacia afuera para quemar huellas y con suficiente combustible para dejarlo irreconocible al vehículo”, señalaron.

Imputados

La fiscal Dongiovanni imputó a los primos Centurión por el delito de “homicidio doblemente agravado por alevosía y ensañamiento” en perjuicio de Morello.

Para la representante del Ministerio Público Fiscal, “el día 9 de diciembre del 2022, a las 23:00 horas, al menos dos sujetos del sexo masculino, posteriormente identificados como Cristian Alejandro Centurión y Maximiliano Tomás Centurión, estrangularon y propinaron golpes a Lautaro Tomás Morello, con claras intenciones de darle muerte”.

De acuerdo a la acusación ambos le provocaron a la víctima “múltiples heridas en su cráneo y mandíbula, causándole finalmente su óbito por estrangulamiento (…), ocasionándole así de forma deliberada un desmedido sufrimiento (…) y aprovechándose del estado de indefensión del mismo, para luego disponer del cuerpo e incinerar sus restos, en una zona rural” de la localidad de Guernica”.

Morello y Escalante fueron vistos por última vez el pasado viernes 9 de diciembre en la localidad de Bosques, partido de Florencio Varela, cuando el segundo pasó a buscar al otro para salir a festejar el triunfo de la Selección argentina en un partido del Mundial de Qatar a en bordo de un auto que al día siguiente apareció incendiado.

El cuerpo de Morello fue hallado cerca de las 21.30 del jueves 15 a la vera de la autopista en construcción Buen Ayre, en Guernica, partido de Presidente Perón. (DIB)