Comienza el juicio por el crimen de Báez Sosa: el rol de los ocho rugbiers

A casi tres años del asesinato, el lunes será la primera de 22 jornadas de debate. Los jóvenes imputados podrían recibir perpetua.

A Fernando lo mataron a la salida de un boliche en Villa Gesell.

A casi tres años del asesinato, el lunes comenzará el juicio por el asesinato a golpes de Fernando Báez Sosa, agredido por ocho rugbiers a la salida de un boliche en Villa Gesell, a donde el joven de 18 años había ido a pasar una semana de vacaciones.

La autopsia determinó que la muerte se produjo por las trompadas y patadas que le propinaron los acusados, que ahora se sentarán en el Tribunal de Dolores con la imputación del delito de “homicidio agravado por alevosía y premeditación de dos o más personas”, por el que podrían recibir una condena a prisión perpetua; y “lesiones leves”, por haber lastimado a los amigos de la víctima que, al momento del ataque, intentaban defenderlo.

Los imputados son Máximo Thomsen, Blas Cinalli; los hermanos Luciano y Ciro Pertossi; el primo de ambos, Lucas Pertossi; Ayton Viollaz, Enzo Comelli y Matías Benicelli. Todos son oriundos de la localidad bonaerense de Zárate, y compañeros en un club de rugby. En tanto, Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, que también integran el grupo, fueron detenidos junto al resto, pero sobreseídos en abril del año pasado por falta de mérito.

Según dejó trascender su abogado defensor, los jóvenes podrían hablar en alguna de las 22 jornadas que durará el juicio y que contará con la participación de más de 130 testigos. Hasta el momento, los acusados mantienen un “pacto de silencio” y se espera que como estrategia no se acusen entre ellos ya que la defensa apunta a lograr la nulidad del expediente.

Por lo pronto, en la Unidad Penal 6 de Dolores acondicionan la alcaidía para alojarlos por el tiempo que dure el juicio. Allí ya estuvieron, fue antes de que les dictaran prisión preventiva. Desde entonces permanecen en la alcaidía departamental La Plata, en Melchor Romero. 

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 1 lo integran los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lazzari. La apertura, los alegatos y el veredicto serán trasmitidos por el canal de YouTube de la Suprema Corte bonaerense.

Máximo Thomsen: el joven de 23 años es el más comprometido. Fue señalado por la mayoría como quien pateó a la víctima enfrente del boliche. Lo identificaron seis testigos.

Ciro Pertossi: tiene 22 años y fue señalado por un testigo que lo vio golpeando “a otro joven”, quien podría ser el amigo de Fernando también agredido.

Luciano Pertossi: el hermano menor de Ciro, de 21 años, fue ubicado como parte del grupo que agredió a Fernando fuera del boliche por dos testigos. Pero también como uno de los agresores adentro de la disco.

Lucas Pertossi: el primo de Ciro y Luciano, de 23 años, fue también reconocido por dos testigos, pero no lograron precisar en qué situación lo vieron.

Ayrton Viollaz: tiene 23 años y fue señalado por dos testigos como quien agredió a un amigo de Fernando e impidió que le brindaran ayuda a la víctima.

Matías Benicelli: tiene 23 años y tres testigos aseguraron que era quien arengaba el ataque.

Enzo Comelli: tiene 22 años y fue reconocido por cuatro testigos pegándole a Fernando.

Blas Cinalli: de 21, también lo indicó como positivo un testigo en la ronda de reconocimiento. (DIB)