22.8 C
La Plata
27/11/2022
InicioPolíticaPanorama político: Dos debates que se cruzan

Panorama político: Dos debates que se cruzan

El debate por el presupuesto, trabado por la controversia sobre el regimen jubilatorio del Banco Povincia. ¿Qué mensaje de CFK en La Plata? Las dos consecuencias bonaerenses de la cumbre "pacificadora" de PRO,.

Publicidad
Publicidad

Por Andrés Lavaselli

Lo que parecía una discusión si no resuelta al menos encauzada por el tratamiento del presupuesto bonaerense, sobre todo después de una productiva reunión que tuvo lugar esta semana, amenaza ahora con complicarse a raíz de otro expediente, muy caliente: la reforma de la caja jubilatoria del Banco Provincia, respecto de la cual el PRO mantiene una posición dura que amenaza con arrastrar a sus principales socios en la coalición opositora, los radicales.

Dicen que fueron todo sonrisas: el jefe de Gabinete, Insaurralde y su vice De Jesús, los líderes parlamentarios oficialistas Otermín, García y Valicenti, junto a la vice Magario, y los opositores Garrro, Urreili, Gribaudo, Máspoli y Campbell se fueron de una reunión, a comienzos de la semana, con la percepción de que el corazón de la negociación por el presupuesto 2023 estaba resuelta. Hasta se mencionó una fecha de tratamiento: 15 de diciembre.

El optimismo se basa en datos conocidos, que han sido reseñados acá: los reclamos que hace la oposición (algunos compartidos por alcaldes del oficialismo), que pasan por  cancelar deudas por obras antes de tratar el articulado –unos $4.800 millones-, ampliar y automatizar el Fondo de Infraestructura Municipal y el de Seguridad por unos $ 82 mil en total, son considerados razonables por el Frente de Todos.

El problema surgió porque esa negociación terminó cruzada por otra: la de la Caja Jubilatoria del Banco Provincia. El PRO dejó en claro esta semana que no apoya el proyecto del oficialismo para modificar la reforma que se aprobó a instancias de María Eugenia Vidal y, según afirman, consiguieron que el radicalismo los acompañe en esa posición. Eso, sobre todo porque la opción sería votar divididos, algo muy riesgoso para la estabilidad de ese frente en la Provincia.

Pero los caminos se cruzan porque Kicillof quiere que se trate presupuesto y reforma todo junto y la oposición, cada tema por separado. Así, lo que podría retrasarse, entonces, es la, sanción del Presupuesto. Para colma Juntos, ya se acordó, no llevará ninguna propuesta a la reunión con la Corte de la semana entrante, que la convocó bajo la advertencia de declarar inconstitucional la ley, lo que costaría, en principio, $100 mil millones al Banco.

Hay varias paradojas: en la oposición hay algunos PRO –y más radicales- que quieren avanzar con la contrarreforma que presentó el oficialismo, que no retrotrae todo al régimen pre Vidal, sino que es una especie de vía intermedia. En el Frente de Todos, donde le prometieron al bancario Palazzo que avanzarían, reconocen que el esquema pre reforma es de privilegio e inviable. Y advierten que si la Corte falla retrasarán el pago: si reeligen en 2023 buscarán formas de saldar. Si no, será un presente griego para quien asuma ese año.

Actos y reuniones

La semana deparará otra fecha clave: el jueves 17, en el 50 aniversario del primer regreso del Juan Perón al país, Cristina Kirchner completará, en el Estadio Único Diego Maradona de La Plata, el acto que comenzó en la UOM de Pilar. La ligazón entre una y otra cita no es antojadiza: es la lectura que sugieren en el Patria para dos actos tan inusualmente cercanos en el tiempo.

Con organización de La Cámpora,  será un encuentro mucho más “propio” que el anterior, donde planteó la necesidad de otorgar a los trabajadores una suma fija salarial que al parecer, con suerte, quedará reducida un bono. Muchos se ilusionaron con algo harto improbable: la definición de una candidatura, para la que sin duda se prolongará el operativo clamor. Más posible: que el discurso trabaje la línea “esperanza” pero en el sentido en que la leen en La Plata. Es decir, alentar la pelea electoral sin dar nada por perdido y mucho  menos aplicando la lógica de la Provincia como refugio. Eso, mientras le prenden una vela a Massa, que avanzó con un esquema de control de precios menos radical que el que quería Cristina (¿asesorada por Kicillof?): acordado y parcial en vez de unilateral y general. Lo que está claro para todos: sin menos inflación no hay 2023 para el FdT.

 En Juntos, la reunión de “pacificación” arrojó dos novedades importantes para la Provincia. 1) El guiño a Espert, que si este año supera el veto radical podría sumarse a una interna de Juntos que quedaría potenciada. Dato clave acá: en PBA no hay segunda vuelta. 2) Con las PASO firmes (el oficialismo no se puso de acuerdo en levantarlas porque les complica muchos armados locales) se debate si Macri habilitó o vetó el esquema de la Y. Es decir: un candidato local con dos a Gobernador (Santilli y Ritondo). Unos dicen que sí –lo que confirmaría la guerra abierta en PRO y otros que no. Otro que no. Si es lo primero, el radicalismo, que parece condenado  completar fórmulas mixtas, podría verse compelido a optar. Entre dos o tres: Néstor Grindetti dice que él no se baja. La fecha límite para resolverlo: abril.  (DIB)

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad