10 C
La Plata
04/08/2022
InicioMunicipalesMar del Plata: las empresas de transporte piden llevar el boleto de...

Mar del Plata: las empresas de transporte piden llevar el boleto de micro a $ 150

Se trata de un aumento de más del 100% con respecto a la tarifa actual, motivado por la suba del combustible y los incrementos salariales, entre otros argumentos.

Publicidad
Publicidad

La Cámara Marplatense de Empresas de Autotransporte de Pasajeros (Cametap), que agrupa a las concesionarias del partido de General Pueyrredon, presentó este miércoles una nota ante el Ejecutivo local y el Concejo Deliberante en la que solicitó un aumento del 101,8% en la tarifa plana, lo que llevaría el boleto a 150 pesos. Como argumentos, esgrimen la suba del combustible y los incrementos salariales, entre otros puntos.

El último incremento decretado por el intendente Guillermo Montenegro entró en vigencia en mayo de este año y llevó el boleto de $ 59,90 a $ 74,38. De acuerdo al cálculo de costos que realizaron las empresas, ahora debería subir a $ 150,12. Argumentaron que así se reflejaría el impacto de las principales variables que afectan al costo del servicio.

“El precio del combustible se incrementó en un 99% si comparamos los valores abonados en noviembre/diciembre del 2021 en relación con el precio vigente actual. Por su lado, se ha producido un incremento salarial del 50% sólo con miras a un solo semestre”, indicaron las empresas, citadas por La Capital.

También sostuvieron que “los repuestos, cubiertas y otros componentes que se encuentran fuertemente ‘atados’ al valor dólar se tornan cada vez más prohibitivos”, mientras que “la devaluación del signo monetario es inminente” y “los pronósticos menos desalentadores de inflación para este año no bajan del 80%”.

Inflación y subsidios congelados

La Cametap advirtió que sus asociadas “no se encontraron ni se encuentran hoy en día ajenas a los avatares de este incierto contexto”. Y puntualizó que “la creciente inflación y devaluación del tipo de cambio traen aparejadas alteraciones en la ecuación económico-financiera de las empresas del sector, imposibles de ser paliadas con una tarifa desactualizada y subsidios cuasi-congelados”.

A entender de la entidad, “la abrupta caída en el nivel de actividad” durante los meses más crudos de la pandemia “se tradujo en el mayor descenso que se haya sufrido en la historia del sector”, al punto que llegó “al 90%” en los primeros meses del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio. “Hoy en día nos encontramos trabajando al 65% de una cantidad de pasajeros que se podría considerar ‘normal’ si tomamos información prepandemia (períodos 2018/2019)”, detalló.

Actividad esencial

Los empresarios sostuvieron que “el desaliento al uso del transporte público promovido oportunamente desde los sectores que tomaron las decisiones en torno a la movilidad en el marco de la pandemia más cruda, limitándolo únicamente a las trabajadoras y trabajadores de actividades esenciales, signó el presente y futuro del consumo de este tipo de servicios en el corto y mediano plazo”.

“Desde el primer momento, nuestra actividad fue señalada por el sector público como esencial, lo cual no fue menor por la importancia que ello representa, cubriendo un servicio básico para la población. Empero, lo anterior no fue acompañado por políticas de apoyo que garanticen un marco para la sustentabilidad de la actividad”, aclararon.

La inequidad entre el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y el interior en esa materia también fue incluida como fundamento. “Si bien hoy en día la tarifa vigente en la zona del AMBA se incrementó luego de más de dos años sin ser alterada (de $ 18 a $ 25,20), y a su vez contando con el esquema de subsidios por transbordo, el espíritu sigue vigente: el subsidio para el AMBA cubre el 80% de su estructura de costos. En cambio, si realizamos el mismo análisis para las empresas del interior del país, la relación se invierte: los subsidios cubren apenas entre el 20% y el 25%”, diferencian.

“A todo esto, también hemos afrontado los resultados de la negociación de las nuevas paritarias de UTA: un incremento del 50% en los haberes de todas las categorías en relación a los vigentes en diciembre 2021/verano 2022””, mencionaron. En ese sentido, “si bien existió el compromiso por parte del Ministerio de Transporte al momento de la firma del acuerdo salarial de aportar parte de los fondos suficientes para afrontar tales incrementos, en la práctica esto no ha sucedido, agravando aún más las finanzas del sector”.

De acuerdo con los empresarios, ante este escenario “la única salida que se puede avizorar en el cortísimo plazo es la adecuación tarifaria”. (DIB) MM

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad