13.8 C
La Plata
03/08/2022
InicioEconomíaGirard: “Trabajamos cada día para reducir la evasión en el territorio bonaerense”

Girard: “Trabajamos cada día para reducir la evasión en el territorio bonaerense”

El titular de ARBA aseguró que en estos dos años y medio de gestión hace “un balance sumamente positivo” y comentó que tuvieron que afrontar una situación de “8.900 pymes y 86.000 puestos de trabajo perdidos, con una gran presión impositiva”.

Publicidad
Publicidad

“Cuando llegamos al poder en 2019 teníamos un balance de 8.900 pymes y 86.000 puestos de trabajo perdidos, con una gran presión impositiva”, aseguró el director de la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA), Cristian Girard. Destacó que el balance actual “es sumamente positivo”, aseguró que “se está trabajando para reducir el incumplimiento” y afirmó que el hecho de que existan gran cantidad de impuestos “es un síntoma y no una causa”.

Girard comentó en una entrevista con Infobae que el balance que hace a dos años y medio al frente de ARBA “es sumamente positivo, viendo los objetivos que nos trazamos cuando asumimos, e incluso antes, cuando el gobernador Axel Kicillof tomó la decisión de confiar en mí y en este equipo para hacernos cargo de este gran desafío como es gestionar la agencia de recaudación provincial más grande de la Argentina, en la provincia más grande, mayor peso económico, mayor población y de cantidad de contribuyentes”.

El titular de ARBA comentó que la agencia “se creó en 2008 y le fue marcando el ritmo y el pulso a la administración tributaria subnacional. Y me animaría también a decir a nivel nacional, ya que muchas veces AFIP y ARBA dialogan en su línea de gestión para revertir la emergencia productiva y emergencia pyme que había en la provincia de Buenos Aires. En 2019 veníamos con un balance de 8.900 pyme menos, de 86.000 puestos de trabajo que se habían perdido y un incremento muy fuerte de la presión impositiva sobre las micro, pequeñas y medianas empresas”. “Esa -aseguró Cristian Girard- fue la manera que encontró la administración tributaria de la exgobernadora María Eugenia Vidal de compensar, al menos parcialmente, la caída de ingresos, en contexto de crisis que representaba para la provincia el Consenso Fiscal que se firmó en 2017”.

Porque, continuó, “si bien en términos formales el Consenso Fiscal de 2017 aparece como una reducción de impuestos, en la provincia de Buenos Aires lo cierto es que impacta sobre un universo reducido de contribuyentes, porque la mayor parte está en servicios, comercios y en profesionales independientes en donde no se redujo la alícuota de Ingresos Brutos, y se incrementó la presión de los regímenes de recaudación, como las famosas retenciones bancarias, régimen general de retenciones y percepciones, que son mecanismos a través de los cuales la Agencia adelanta el cobro de Ingresos Brutos”.

“Eficiencia recaudatoria”

Girard, en otra parte de la entrevista, aseguró que la idea de aumentar la “presión” sobre los regímenes de recaudación tenía que ver con “buscar una supuesta mayor eficiencia recaudatoria”. “Pero cuando asumimos -aclaró- nos encontramos con la necesidad de revertir la mayor presión sobre las micro, pequeñas y medianas empresas que estaban acumulando saldos a favor, y que se había hecho poco y nada para mejorar la recaudación blanqueando base imponible de los impuestos patrimoniales”.

“Sin ir más lejos, con herramientas que ya tenía el organismo, como las imágenes satelitales, decidimos encarar un proceso muy fuerte de contrafiscalización en construcciones y desarrollos inmobiliarios y desde que asumimos llevamos detectados más de 3 millones de metros cuadrados que estaban construidos sin declarar, los cuales tienen un impacto en las valuaciones y en los montos a recaudar de aproximadamente 600 a 700 millones de pesos por año”, afirmó el titular de ARBA, y agregó: “Con esto quiero significar el cambio de la lógica de gestión con el gobierno anterior, que no ponía el foco en controlar la evasión en los sectores concentrados, con mayor patrimonio y mayor capacidad impositiva, y empezamos a devolver los saldos a favor de los contribuyentes, desplegamos políticas de reversión de los regímenes de adelanto, excluimos a contribuyentes de las retenciones bancarias: trabajamos mucho en la simplificación, como el régimen de Ingresos Brutos Simplificado que permite que buena parte de ese universo quede excluido de esos regímenes de recaudación”.

Síntoma y no causa

Girard contó que en este momento en la Provincia “existen Ingresos Brutos, Sellos, Inmobiliario urbano y rural, con subrubros como baldíos y complementario, y luego Automotores y Transferencia Gratuita de Bienes. Después están los municipales que cada jurisdicción tiene su autonomía para regular las tasas”.

Sobre la presunta gran cantidad de impuestos y tasas en Argentina -un informe privado habla de 165- el titular de ARBA comentó que “no todos son impuestos, hay tasas que no son equiparables a los impuestos y no hay ningún contribuyente que pague todos esos 165 tributos; además, hay que reconocer que hay un problema porque existe una complejidad del sistema tributario, que es un síntoma que viene operando en la economía desde hace 20 o 30 años, que tiene que ver con la descentralización del gasto público, de las funciones del Estado Nacional, que fueron provincializadas, y luego las provincias las municipalizan, sin la contrapartida presupuestaria”. “Es ahí -añadió- donde surge la competencia entre las jurisdicciones para agudizar el ingenio en crear forma de financiamiento, y por eso crece la relevancia de Ingresos Brutos y proliferan muchísimo las tasas provinciales”.

De hecho, Cristian Girard insistió en que “lo que hay que discutir no es la cantidad de los tributos como si fuera un deporte nacional, sino las causas de que haya 165 tributos. Y las causas son que se haya descentralizado el gasto sin los recursos y con un sistema de coparticipación que no atiende la realidad de las necesidades efectivas de cada provincia”. Este sistema, insistió, “viene de la década del ‘70, fue emparchado en los ‘80 y está pendiente de resolución. El gobernador Axel Kicillof lo viene planteando y se formalizó en una carta de la Liga de Gobernadores, que entre otras cuestiones plantea la necesidad de repensar el sistema de Coparticipación”.

El presidente de ARBA agregó que “creo que si al mismo tiempo no discutimos el sistema de coparticipación y esta tendencia que surge producto de la descentralización de los gastos y no de los recursos, nos vamos a estar enfocando en los síntomas y no en las causas del problema”.

Insistió: “Hay que simplificar el sistema impositivo, y, sin duda, repensar la lógica del financiamiento del Estado. Pero la administración tributaria tiene que hacer un trabajo previo que es reducir la brecha de incumplimiento, blanqueando buena parte de la evasión que existe y que está legitimada en el discurso público de que existe una altísima presión tributaria y muchos impuestos”.

Evasión

En cuanto al nivel de evasión, Girard contó que “la brecha de incumplimiento en Ingreso Brutos, obviamente, va a estar en niveles similares al de IVA, que es de 45%. En la Provincia, obviamente que eso se refleja. Pero sí lo que vemos es que en los impuestos patrimoniales estamos llevando una tarea muy ardua y muy exitosa de reducir el incumplimiento impositivo, detectando base imponible que estaba siendo ocultada al fisco, tanto en barrios privados (3 millones de metros cuadrados), como en el resto de los emprendimientos inmobiliarios que son otros 2 millones de metros cuadrados”. Añadió que “estamos focalizados en la fiscalización, pero también en la simplificación de trámites para registración de esos metros cuadrados construidos. Hicimos grandes avances normativos, como permitir la subdivisión parcelaria con deuda, en particular en el caso de los fideicomisos inmobiliarios que acumulan deuda del impuesto inmobiliario, que era la estrategia de los desarrolladores para luego transferirla a los compradores, pero no se podía hacer la subdivisión, y por tanto no se podía escriturar la propiedad, y la provincia se quedaba sin cobrar. Con eso estamos viendo disminución de la evasión en el Impuesto Inmobiliario”.

“Pero también -aseguró- estamos bajando la evasión en Ingresos Brutos, a través de un trabajo muy potente de fiscalización con inteligencia fiscal a través de herramientas remotas que es algo que venía haciendo el organismo, pero que nosotros le dimos mucho impulso interno, y también de la decisión de crear Ingresos Brutos Simplificado para monotributistas, donde ya 575.000 adhirieron voluntariamente, un 65% del total, que tienen el beneficio de no estar alcanzados por retenciones bancarias y de las emisoras de tarjetas de crédito, y que en su mayoría no estuvieron alcanzados por la baja de alícuotas del Consenso Fiscal, y ahora pagan menos que el régimen general porque dejaron de ingresar adelantos; y mejoramos el control de los grandes contribuyentes”.

Así que, según Girard, en la provincia de Buenos Aires en los últimos años “hubo baja de la evasión y mejora del cumplimiento, con el apoyo del gobernador y de todo el equipo ministerial, para poder reducirle la presión impositiva a los grandes perjudicados de la gestión anterior. Naturalmente, tiene un efecto en la caja, pero lo pudimos compensar porque fuimos a buscar evasión en los sectores concentrados con alta capacidad contributiva”. (DIB)

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad