9.8 C
La Plata
18/05/2022
InicioSociedadEntregaron documentos apropiados en la guerra de Malvinas a excombatiente y director...

Entregaron documentos apropiados en la guerra de Malvinas a excombatiente y director de Museo Malvinas

El acto fue encabezado por el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería, Guillermo Carmona.

Publicidad
Publicidad

Cuarenta años después de la guerra, el director del Museo Malvinas y excombatiente Edgardo Esteban recibió este jueves sus documentos personales sustraídos al momento de la rendición de las tropas argentinas, en el marco de un emotivo acto en el Palacio San Martín, donde se destacó la “persistencia” para lograr este hito reparatorio y la esperanza de que “sirva como antecedente para casos similares”.

Frente a veteranos de guerra, representantes de Abuelas de Plaza de Mayo y sus familiares, Esteban recibió con lágrimas en los ojos sus pertenencias de la mano del embajador argentino en el Reino Unido, Javier Figueroa, luego de que la policía británica los entregara en Londres.

El acto fue encabezado por el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería, Guillermo Carmona, quien destacó que se trata de “un antecedente importante para otros objetos apropiados”.

Del acto participaron también los ministros de Cultura, Tristán Bauer, y de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, el abogado Federico Cincotta y la periodista e historiadora Alicia Panero, quienes realizaron breves reflexiones sobre el significado de la entrega.

En julio de 2020, Edgardo Esteban tomó conocimiento de que varios de sus objetos personales como su cédula de soldado y un rollo de fotografías habían sido subastados en la plataforma de comercio web eBay, en Londres, como “trofeos de guerra” gracias al aviso que le dio la periodista Alicia Panero.

Los objetos fueron sustraídos 40 años atrás mientras se encontraba prisionero y embarcado en el buque británico SS Canberra en 1982. A partir de ese momento, se desencadenaron una serie de acciones que culminaron con la entrega de las pertenencias consolidando un precedente para casos similares.

Las pertenencias de Esteban habían sido compradas por un privado que las vendió más tarde a un coleccionista anónimo.

El embajador argentino en el Reino Unido, Javier Figueroa, realizó varias gestiones reclamando la devolución de las mismas, pero solo obtuvo negativas. Por sugerencia del abogado Damián Loretti, el 31 de marzo del 2021 Edgardo presentó en Londres, a través del abogado Federico Cincotta, una denuncia penal.

La presentación fue realizada ante la Policía Metropolitana londinense contra los tenedores ilegales para intentar recuperar sus pertenencias. Oportunamente, Daniel Filmus y Guillermo Carmona acompañaron todo este proceso.

El pasado 11 de abril la división antiterrorista de la policía británica hizo entrega a la Embajada argentina en Londres de estos objetos robados.

El equipo de investigación del Museo Malvinas trabajará en identificar a los dueños de las fotografías y en restituirlas.

Las autoridades informaron además que hasta que no se encuentre a sus protagonistas y no sean expresamente autorizadas por ellos o sus familiares, no se harán públicas.

“No se trata de recuperar objetos perdidos, acá estamos ante la recuperación de objetos que fueron ilegalmente apropiados. Se trata de un aspecto sensible y particular que tiene que ver con la identidad de las personas como lo es la cédula militar de Edgardo”, expresó Carmona.

Por su parte, Esteban agradeció este “rescate colectivo” de sus pertenencias, y destacó que la causa Malvinas “está y va a estar hasta el ultimo día de mi vida”.

“Fue impactante saber que había una historia por recuperar. Desde que llegó la noticia de mi cédula militar con la que viajaba a los trenes o iba a bailar a las discotecas, se trató de una parte de mi identidad. Recuperar esto no es menor y es empezar a armar un rompecabezas”, afirmó y resaltó que también se trata de otras 44 historias recuperadas entre esos objetos, que habías sido apropiados y que pertenecen a otras personas.

“Junto a esto hay 44 historias que están acá y vamos a trabajar con el equipo de investigación. Porque si no hacemos lo que hace la piratería del botín de guerra, un negocio, porque duele ir al museo británico y tener que comprar tus fotos”, reflexionó. (DIB)

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad