14.2 C
La Plata
17/05/2022
InicioSociedadA 30 años de la maldita “superbengala luminosa”, que mató a una...

A 30 años de la maldita “superbengala luminosa”, que mató a una joven en San Clemente

La tragedia ocurrió en abril de 1992 en Mundo Marino. Un elemento pirotécnico terminó en el cuerpo de una joven que esperaba para entrar a ver un espectáculo.

Publicidad
Publicidad

“Rambo no tiene teléfono, pero ya sé cómo comunicarme con él, usaré esta superbengala luminosa”, dijo Marcelo Villalba, empleado de Mundo Marino, al público que miraba el espectáculo desde unas gradas repletas.

La bengala, que día tras día se desintegraba en el cielo de la localidad costera de San Clemente del Tuyú, ese sábado 18 de abril de 1992 no lo hizo. Tras hacer un dibujo en el aire, recorrió unos 200 metros y terminó en el cuello de Lorena Martínez, una joven de 13 años que estaba junto a su hermano y padres haciendo la cola para entrar al show Castillo Fantástico.

La desesperación de la gente y el intento de rápida reacción no pudo salvar a Lorena, quien falleció minutos después. La tragedia estaba consumada y el debate sobre el uso de este tipo de pirotecnia ganó espacio en todos los medios de comunicación durante un buen tiempo.

De hecho, a ese caso le sucedieron otros con el correr de los años que tuvieron a la bengala en el centro de la escena. Algunos ejemplos: la muerte de Roberto Basile en La Bombonera por una herida sufrida por una bengala que partió de la hinchada; la de Miguel Ramírez durante un recital del grupo La Renga en el autódromo de La Plata; o la tragedia del Boliche República Cromañón a partir de un incendio por el uso de estos artefactos.

Lo cierto es que en el caso de San Clemente, recién cinco años después, en 1997, la Justicia condenó a dos años y seis meses de prisión en suspenso a los acusados por el accidente. Además del empleado, la pena cayó sobre José David Méndez, uno de los dueños del oceanario.

En su resolución, la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Dolores dictaminó que tanto Villalba, Méndez como Antonio Núñez, encargado de la sección donde ocurrió el accidente, fueron responsables del “homicidio culposo” de Lorena.

Además de la pena en suspenso, los jueces también impusieron a los tres procesados una inhabilitación de ocho años para portar armas y usar fuegos artificiales en espectáculos públicos. (DIB) FD

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad