5.6 C
La Plata
19/05/2022
InicioDeportesLa azuleña Clara Barberi gana confianza en el arco de “Las Leonas”

La azuleña Clara Barberi gana confianza en el arco de “Las Leonas”

La arquera, que estuvo en los JJ.OO. como jugadora de reserva, forma parte del proceso mundialista de la selección de hockey sobre césped.

Publicidad
Publicidad

Por Gastón M. Luppi, de la redacción de DIB

Andar perfecto en el inicio del ciclo de Fernando Ferrara al frente de la selección argentina de hockey sobre césped. En este comienzo de 2022, “Las Leonas” lograron en Chile la clasificación para la Copa del Mundo que se realizará en España y Países Bajos y, además, ganaron bien sus primeros cuatro partidos en la FIH ProLeague, contra Bélgica e Inglaterra en Buenos Aires.

Parte del plantel es la arquera azuleña del Lomas Athletic Club, Clara Barberi. Convocada por Carlos “Chapa” Retegui en los momentos más complicados de la pandemia, el año pasado viajó a los Juegos Olímpicos de Tokio como “reserva”. Su experiencia allí estuvo marcada por las restricciones y, alojada en un hotel, su contacto con el equipo era mínimo, solo en los momentos de actividad deportiva. Por ello, el día que “Las Leonas” lograron la medalla de plata, Barberi tenía sensaciones encontradas: fue parte de un éxito deportivo aunque no de la manera que lo había imaginado.

Pasó más de medio año de Tokio 2020 y ahora en el horizonte de la Selección está el mundial que desde el 1 al 17 de julio se realizará en Tarrasa (España) y Amstelveen (Países Bajos). Y con aquella experiencia olímpica a cuestas, Barberi vive este comienzo de nuevo ciclo con muchas expectativas.

“Cuando los procesos arrancan, estamos como en igualdad de condiciones, por decirlo de alguna manera. Y con las ganas de siempre”, le cuenta a la Agencia DIB. “Por cómo se dieron las cosas durante la pandemia, en el proceso previo a los Juegos tal vez no tuve las oportunidades, no tuvimos roce ni muchas chances de probar. A Tokio había que llevar un equipo que ya estuviera consolidado y darle minutos y tiempo a la arquera que iba”, analiza la jugadora de 29 años, surgida en el Club de Remo.

Ahora, “en este nuevo proceso uno sí tiene un poco más de lugar y de a poquito los minutos van llegando. Eso está bueno para sumar confianza”, explica Barberi, que fue la arquera titular en el segundo de los encuentros que jugaron “Las Leonas” contra Bélgica [victoria por 3-1], el domingo 13 de febrero. Además, atajó en uno de los partidos amistosos que jugaron las argentinas y fue convocada para el segundo compromiso que “Las Leonas” jugaron contra Inglaterra, como suplente de Cristina Cosentino. “El de arquero es un puesto que si no tenés los minutos de juego, por más que te entrenes muy bien, la presión de jugar partidos oficiales, con gente, es otra cosa”, explica.

Así, Barberi está “muy contenta y con las mismas ganas de siempre”. “Con las mismas ganas con que encaré el proceso de los Juegos, también estoy encarando este proceso del Mundial. Sé que es difícil pelear un puesto con ‘Belu’ [Belén Succi], pero estaré para lo que el equipo me necesite. Como lo hice en el proceso de los Juegos, desde donde yo pueda aportar para que el equipo sume y logremos el campeonato del mundo, yo estoy dispuesta a hacerlo, ese es mi objetivo”.

Belén Succi y Clara Barberi, las arqueras en Tokio. – Instagram: @ claribarberi –

A la cancha

Convivencia con la pandemia de por medio, este 2022 tuvo un inicio de año bastante más parecido al de aquella normalidad pre-Covid. Barberi fue la arquera en el segundo encuentro contra Bélgica, primera vez para ella en el arco de la Selección jugando en el país y con público. “Mi único partido habían sido los penales australianos [los shoot-out que definen los encuentros empatados] contra Alemania, en la pandemia, solamente con prensa y familiares”, le recuerda a DIB. Aquel 3 de abril del año pasado, Barberi reemplazó a Succi en el encuentro que argentinas y alemanas habían igualado sin goles en el Cenard y en la definición por shoot-out “Las Leonas” se impusieron 3-2.

Ahora, este segundo encuentro, el 3-1 sobre Bélgica de hace un par de semanas, “fue mi primer partido con gente, más allá de que había jugado playoff con el club. Por ahí el ruido de los bombos y los cánticos del Metropolitano te preparan un poco, pero nunca había jugado acá, en Argentina, para Argentina”. Y analiza su actuación: “Al principio arranqué un poco apichonada, no había podido sacar mi personalidad dentro de la cancha. Pero después hubo un par de empujoncitos en el entretiempo, una de las chicas me dijo: ‘Dale, dejate de joder, empezá a hablar’. Y ahí me solté y pude resolver dos pelotas en el segundo tiempo”.

En aquel partido las belgas se pusieron en ventaja a los 11 minutos del primer cuarto, con gol de Lucie Breyne, de córner corto. “No te voy a decir que no me bajoneó que la primera pelota de córner corto fue gol, pero también hay que darle mérito al rival, como cuando nosotras hacemos un golazo. Por ahí el primero, o segundo cuarto, me costó dejar pasar ese gol, pero ningún arquero es imbatible”. Y el balance fue muy positivo: “Supercontenta. Pude jugar un partido entero acá, con la gente, con mis amigas del otro lado… Sigue siendo todo superpositivo”.

De nuevo, Barberi hace hincapié en cuán importante es iniciar el año con cierta normalidad. “Es superimportante. Y también es superimportante que el cuerpo técnico nos esté dando la confianza a todas. Con esto no digo que el cuerpo técnico anterior no lo hacía, sino que al tener más partidos uno puede rotar con mayor libertad para que todas vayamos ganando minutos. Si no, es muy difícil probarse si uno está a la altura o no”, sintetiza, y completa: “La normalidad permite que haya una planificación y poder seguirla con giras y torneos importantes. Obviamente suma, tanto para las que ya tienen un poco más ganado el lugar, como para las que no lo tenemos; es nuestro momento de poner el pie en el acelerador”.

“Todo lo que pasó en Tokio nos unió muchísimo más como equipo”

Apenas terminados los Juegos Olímpicos, con la medalla de plata para “Las Leonas”, Barberi tenía sensaciones encontradas, siendo parte y no de aquella consagración. “Ni en ese momento, ni cuando volví de los Juegos, podía hacer ningún balance de lo que había vivido. Hoy, con otra experiencia, con otro lugar en el equipo, me di cuenta de que todo lo que pasó en Tokio, dentro o fuera de la cancha, nos unió muchísimo más como equipo. En lo personal, hoy me siento más parte de lo que son ‘Las Leonas’ y estoy supercontenta de estar acá y tener mi oportunidad. Estoy feliz de estar en el lugar donde estoy. Mi balance es ese. Quizá con más años, y si tengo la oportunidad de pasar por otro proceso olímpico, por lo menos ya voy a saber lo que fue vivir el primero, más allá de no haber tenido minutos en cancha. Mi balance es a futuro, y entender, comprender, los roles que tiene cada uno en un equipo”.

Mientras tanto, Barberi “de a poquito”, “a pasito de bebé”, va sumando. “Trato de aprovechar los minutos, las oportunidades, entrenando a full porque hay mucho por corregir, mucho para aprender”, explica, y cuenta del nuevo cuerpo técnico: “Hoy tenemos armado un mejor cuerpo técnico en lo que es la preparación de arqueros. Tenemos dos entrenadores, estamos entrenando como lo hacen los equipos europeos, haciendo más hincapié en esas cosas. Por eso, creo que hay mucho para aprender y que hay gente con la que lo podemos laburar. Quiero entrenarme todos los días para mejorar en las cosas que quiero mejorar y así ganarme más minutos”. (DIB) GML

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad