10.3 C
La Plata
18/05/2022
InicioSaludEl desafío de promover el consumo de legumbres en la Argentina

El desafío de promover el consumo de legumbres en la Argentina

Especialistas señalan las ventajas de estas semillas como parte de una dieta nutritiva, saludable y sostenible.

Publicidad
Publicidad

A veces subestimadas, olvidadas o ignoradas en la mesa de los argentinos, las legumbres son una variedad de semillas pequeñas y multicolores, que tienen un gran valor nutritivo. En nuestro país el consumo es muy bajo, apenas alcanza los 800 gramos al año por persona, según datos pertenecientes a un informe de julio de 2021 del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

En ese sentido, “algunos de los motivos del bajo consumo es que lleva mucho tiempo prepararlas, poseen sustancias que generan malestar gástrico y presencia de antinutrientes capaces de limitar la absorción y producir alguna intolerancia, pero para ello se recomienda activarlas poniéndolas en remojo entre 4 a 8 horas”, explicó la licenciada en Nutrición, Laura Chiormi, secretaria del Colegio de Nutricionistas de la Provincia de Buenos Aires. Y agregó: “Al activarlas, aumenta su biodisponibilidad y facilita su digestión”.

Las legumbres más conocidas son: arvejas, lentejas, garbanzos y porotos, y dentro de ellas existen distintas variedades. Forman un grupo de alimentos muy nutritivo y con un gran potencial: son fuente de fibra y ricas en nutrientes; contienen alto contenido en hierro y zinc y bajo índice glucémico; aportan vitaminas del grupo B; dan saciedad; no tienen colesterol ni gluten.

“Es importante incorporar las legumbres en nuestra alimentación, ya que son alimentos sanos, muy nutritivos, económicos, de buen rendimiento y se pueden almacenar durante mucho tiempo”, destacó Daniela Bordenave Tauzia, licenciada en Nutrición y miembro del Colegio bonaerense de Nutricionistas. 

“Las legumbres forman parte del mismo grupo que los cereales, porque ambos son ricos en hidratos de carbono complejos o ‘almidones’, es decir, la principal fuente de energía que tiene nuestro cuerpo pero a diferencia de los cereales, las legumbres aportan mayor cantidad de proteínas, hierro, fibra y menos calorías”, expresó luego.

Son sabrosas, fáciles de preparar, gastronómicamente versátiles y se conservan muy bien. Tienen la característica de dar saciedad, aportar textura, y al no poseer un sabor diferencial pueden ser utilizadas en preparaciones tanto dulces como saladas. “Se pueden agregar en preparaciones frías y calientes (lasaña, hamburguesas, budines, guisos o puré), en entradas o como platos principales, además, se las puede incorporar en varios postres como dulces o budines”, destacó Chiormi, quien recomendó “consumirlas de tres a cuatro veces por semana”.

“Las legumbres tienen muchos beneficios, contribuyen a la seguridad alimentaria. Es nuestra responsabilidad trabajar por una alimentación cada día más sostenible, promover la alimentación saludable y cocientizar sobre la importancia del consumo”, concluyó Chiormi. (DIB)

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad