23.8 C
La Plata
28/01/2022
InicioPolíticaFernández criticó a la Corte y el vice de Justicia avaló una...

Fernández criticó a la Corte y el vice de Justicia avaló una marcha de protesta

Para el Presidente, el tribunal tiene "serios problemas de funcionamiento". Juan Martín Menna, viceministro de Justicia, dijo que la

Publicidad
Publicidad

El presidente Alberto Fernández criticó hoy nuevamente a la Corte Suprema de Justicia, al asegurar que tiene “un problema de funcionamiento muy serio”, al tiempo que desde su Gobierno avalaron una marcha del kirchnerismo contra el tribunal.

“Con la Corte Suprema hay un problema de funcionamiento muy serio”, aseguró el Presidente en declaraciones a la radio AM750.

Por la mañana, el viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, apoyó la marcha organizada por el kirchnerismo –uno de sus impulsores es Luis D´Elía- contra la Corte Suprema, sostuvo que se llegó a un “hartazgo” y dijo que “el pueblo tiene que hacerse sentir”.

En diciembre pasado, Fernández había propuesto modificar el funcionamiento del máximo tribunal.

“Me parece bien”, contestó Mena cuando se le preguntó sobre la manifestación, impulsada entre otros por D’Elía. Y agregó que “los poderes” deben saber “cuál es su límite”.

“Estamos llegando a límites que se creían que no podían ser superados, pero el gobierno de Mauricio Macri los superó”, justificó el funcionario. Y agregó que se está llegando “a un límite del hartazgo”.

“Toda expresión popular directa de la gente la avalo y me parece sano y necesario”, insistió Mena. Y remató: “el pueblo se tiene que hacer sentir directamente”.

Cómo se gestó la marcha

La marcha fue impulsada por diversos sectores del kirchnerismo, que la promovieron a través de las redes sociales mediante la consigna #1FMarchamosALaCorte. Está convocada para las 18 en la Plaza Lavalle frente al Palacio de Tribunales.

Uno de los que aparece al frente de la movilización es el juez del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 29 de la ciudad de Buenos Aires, Juan María Ramos Padilla, quien en una reciente entrevista al diario Tiempo Argentino dijo que se convocó “espontáneamente”.

Además pidió que el presidente Alberto Fernández se sume a la manifestación: “Yo quisiera ver a Alberto al frente de esta marcha o sino en cadena nacional. Tiene que actuar, no comentar. Decirle a todos los argentinos que la mafia se ha apropiado del Poder Judicial”.

“Estoy sorprendido de la necesidad que había. Todos defendemos al gobierno nacional y popular y hay que respetarlo, pero el Gobierno tiene que respetarnos a nosotros porque el 10 de diciembre de 2019 y el 1 de marzo de 2020 nos prometió que iban a terminar con los sótanos y que íbamos a recuperar el Estado de Derecho. La verdad que lo único que pasó en materia de justicia fue la muerte de [Claudio] Bonadio”, lanzó Ramos Padilla.

D’Elía también se sumó a la convocatoria con una polémica frase que debió aclarar. “El final del lawfare en la Argentina se tiene que terminar con el pueblo en la calle y que echemos a patadas a esta Corte miserable”, dijo aunque luego aclaró que “nadie quiere violencia”.

El diputado del Frente de Todos Eduardo Valdés compartió el tweet de la dirigente neuquina Silvia Sapag. “[Carlos] Rosenkratz y [Mauricio] Macri juntos en Cumelén de Villa la Angostura, en Neuquén. No me gusta que usen mi provincia como guarida de corruptos #1FMarchamosALaCorte”, disparo Sapag contra el extitular de la Corte Suprema y el expresidente que vacacionan en el mismo country en la Patagonia.

“Tengo información y me hago cargo, me sorprende que hoy el expresidente Mauricio Macri y el expresidente de la Corte en ese momento, Carlos Rosenkrantz, hoy compartan el country de Villa La Angustura”, dijo en declaraciones a C5N.

Ursula Vargues, Sergio Maldonado -hermano de Santiago- y el secretario general adjunto de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) Eduardo López, son otras de las figuras que se sumaron a la marcha.

Cortocircuito con la Corte

A horas de que se hiciese público el fallo que declarará inconstitucional la actual conformación del Consejo de la Magistratura -que pasó de 20 miembros a los actuales 13 durante el gobierno de Néstor Kirchner- Alberto Fernández anunció que iba a impulsar un debate público para lograr “el mejor diseño de la Corte Suprema de Justicia de la Nación” y abrió otro frente de batalla entre el Gobierno y la Corte.

“Las demoras en el servicio de justicia, junto a elementos que no hacen a su aceitado funcionamiento, imponen revisar sus mecanismos de trabajo, número de integrantes y división de tareas en el máximo tribunal”, dijo el Presidente.

La tensa visita del ministro de Justicia, Martín Soria anticipó la intención del Presidente. Según contó, el funcionario le transmitió a los cuatro integrantes de la Corte “la preocupación de todo el gobierno nacional, del Presidente, la vicepresidenta y de este ministro sobre esta tremenda falta de legitimidad”.

El funcionario dijo que planteó su visión sobre distintos aspectos: las denuncias de “espionaje ilegal”, las causas contra dirigentes opositores durante el gobierno de Cambiemos, y el “cambio” de doctrinas procesales “para las prisiones preventivas exprés” contra dirigentes kirchneristas.

“Quizás algunos miembros pensaron que iba a hacer como con Germán Garavano, café, sonrisas y fotos”, chicaneó Soria tras la reunión con Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz, Horacio Rosatti y Ricardo Luis Lorenzetti. (DIB)

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad