10.9 C
La Plata
19/05/2022
InicioPolíticaCristina en Honduras: no nombró al FMI con una broma y se...

Cristina en Honduras: no nombró al FMI con una broma y se refirió al poder del “narco” cuando el Estado deja un vacío

La vicepresidenta dio una conferencia bajo el título "Los pueblos siempre vuelven" en Honduras, en la víspera de la asunción de la presidenta electa de ese país, Xiomara Castro.

Publicidad
Publicidad

La vicepresidenta, Cristina Fernández, dio una conferencia titulada “Los pueblos siempre vuelven”, en el auditorio Alma Máter de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, antes de la asunción de la presidenta electa de ese país, Xiomara Castro.

Fernández reflexionó sobre el concepto que la convocó, “los pueblos siempre vuelven”, como categoría de análisis histórico con perspectiva latinoamericana. Repasó esa idea desde los años de la colonia al presente, con duras críticas al neoliberalismo, que da paso al poder del “narco”; a las “nuevas formas de derrotar gobiernos”, como los “golpes judiciales”; y a los “organismos multilaterales de crédito”, haciendo una broma para no nombrar al Fondo Monetario Internacional (FMI).

De igual modo, señaló la dificultad que existe para las mujeres que llegan a ocupar cargos de gobierno como la Presidencia, por las ideas patriarcales y machistas que permanecen arraigadas en la sociedad.

“Pensar en esto: ‘los pueblos siempre vuelven’, no es una categoría universal, es una categoría de pensamiento político latinoamericano”, comenzó diciendo Fernández, para darle un marco y un enfoque a su alocución.

“Es cierto que el pueblo siempre está, pero cuando hablamos de que ‘los pueblos vuelven’ lo hacemos desde la perspectiva del regreso”, indicó, al tiempo que mencionó golpes de Estado sufridos en la región.

Tras hacer un repaso histórico desde los tiempos de la colonia, Fernández remarcó que entrado el siglo XX “surgen otras formas de dominación no tan evidentes vinculadas a lo económico” y “vuelven a surgir lo que yo llamo ‘la oleada de los movimientos nacionales y populares’ que caracterizan a todo el siglo XX en toda la región”, apuntó.

En esa línea, sintetizó que “se conforma un perfil que muchas veces no es entendido, se pretende analizar estos fenómenos sociales, políticos y económicos con categorías de pensamiento europeo, que es como intentar analizar lo que pasa muy lejos de acá, en Medio Oriente o Asia, con nuestras categorías”.  

En tanto, Fernández expresó que “los pueblos siempre vuelven, pero no lo hacen de la misma forma ni con los mismos dirigentes”.

Luego de la Guerra Fría y de la instauración del neoliberalismo en las décadas del ’80 y ’90 del siglo XX, la vicepresidenta señaló que surgieron “nuevos movimientos populares y nacionales con otros nombres y otros protagonistas, pero con el mismo objetivo de siempre: la autodeterminación de los pueblos”.

En esa línea, en la región, mencionó como precursor al Caracazo, ocurrido en Venezuela, movimiento surgido contra Carlos Andrés Pérez, “quien impone un modelo económico por los organismos de crédito internacionales”.   

Con ese hecho como puntapié, “empieza a surgir la resistencia de los pueblos”, expresó Fernández, dando cuenta que esos movimientos llevaron a emerger otro tipo de Gobiernos, “virtuosos, en lo que se puede medir la virtud de los Gobiernos, como la mejora de la calidad de vida de los pueblos”.

No obstante, a fines del siglo XX, la mandataria remarcó que también surgió cierto retroceso en los pueblos y en los gobiernos populares. En ese marco, esbozó la idea de que los poderes judiciales de los países latinoamericanos son los habilitados para derrocar Gobiernos democráticos, con “los mismos que financiaban” los golpes militares.

“No es necesario llevar militares a educarlos en la Escuela de Las Américas hay que conseguir jueces educados en comisiones, en foros”, remarcó, y añadió, tras repasar los sucesos recientes ocurridos en Honduras: “Los jueces juzgan de acuerdo a la ideología y a los intereses que, como siempre, están en contra de los intereses de las grandes mayorías nacionales y populares”.

FMI, poder narco y medioambiente

Al llegar al presente en su análisis sobre la dinámica popular en la región, Fernández se preguntó y luego aseveró: “¿Por qué el retorno permanente, el ir y venir? ¿Qué es lo que está pasando? Vuelven a querer instalar al neoliberalismo en la región”.

En ese punto, fue dura con los movimientos políticos llamados libertarios, que “quieren suprimir el Estado”, con el Fondo Monetario Internacional, sin mencionarlo, haciendo un chiste y prefiriendo la expresión “organismos multilaterales de crédito”, y con el vacío que deja el Estado con el neoliberalismo como doctrina política, dando lugar al ejercicio del poder al “narco”, categoría que mencionó de forma lisa y llana, sin ribetes teóricos.

“¿Qué pasó en la región cuando se instalaron las doctrinas neoliberales de supresión del Estado? ¿Hay un vacío que nadie ocupa? Todo vacío es ocupado. La política tiene las mismas leyes que la física a veces. ¿Por quién se ocupa? El narco aparece”, subrayó la vicepresidenta.

En esa línea, habló de la paradoja que se produce, ya que “los que impulsan los programas de ajuste dicen que hay que combatir al narco”, del mismo modo que piden atender el cambio climático.

“Los Gobiernos al renunciar a facultad regulatoria de preservar calidad de vida de sus ciudadanos terminan aprobando cualquier cosa (en materia medioambiental) porque no tienen recursos”, señaló la exmandataria con dureza, en medio de las polémicas que hay en Argentina por la explotación minera en Chubut y la instalación de bases de extracción petrolera en el Mar Argentino.

“Cuanto menos se invierte en seguridad ambiental más rentabilidad tiene cualquier empresario”, indicó, “si es que hay falta de regulación del Estado”.

Mensaje a Xiomara y machismo

Para cerrar, Fernández dejó un mensaje a Xiomara Castro, quien este jueves asumirá como presidenta de Honduras. “No es fácil ser presidenta mujer, todavía hay en nuestras sociedades y en nuestros compañeros o compañeras cierto resabio de la sociedad patriarcal, o como decimos en Argentina, de machismo”, expresó Cristina.

“Cuando una mujer además de pintarse, peinarse o ponerse un atuendo para venir acá, piensa y se atreve a dirigir en voz alta lo que piensa, y a tomar decisiones, se lo perdonan bastante menos que a los hombres”, remarcó, y concluyó: “No solo es por las ideas, por los intereses que se afectan, es por tu condición de mujer”. (ACR)

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad