25 C
La Plata
19/01/2022
InicioEconomíaJorge Solmi: “Queremos que todos los productores ganaderos puedan ser asistidos”

Jorge Solmi: “Queremos que todos los productores ganaderos puedan ser asistidos”

El secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca destacó el nuevo acuerdo crediticio con los bancos Nación, Bapro y BICE para los sectores cárnico y lechero.

Publicidad
Publicidad

En un acuerdo inédito, los bancos Nación (BNA), de la Provincia de Buenos Aires (Bapro) y de Inversión y Comercio Exterior (BICE) anunciaron junto a los ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca y Desarrollo Productivo un programa de financiamiento por $ 100.000 millones para el sector ganadero, denominada Plan GanAr. “No tengo memoria de semejante desembolso del Estado ni tampoco de este trabajo conjunto”, aseguró Jorge Solmi, secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca del ministerio nacional del área. El funcionario afirmó, en diálogo con DIB, que “nuestro objetivo es que todos los productores tengan la posibilidad de ser asistidos, sea cual sea su nivel o no de bancarización”.

Según Solmi, en el acuerdo se ha trabajado “con un sentido federal muy amplio” porque “entendemos que esa es la manera de que salgan las cosas”. “Más allá del desembolso de 100.000 millones de pesos, lo importante es que es el primer paso” para “potenciar la reactivación, agregó. 

“El Estado está para acompañar”

“Entre el repunte de la actividad industrial y los bajos niveles de desocupación estamos en 2017”, destacó el secretario. Continuó: “No es solo rebote post pandemia: ya hay capacidad instalada, ya hay actividad real y esto hay que potenciarlo. Por eso lanzamos este programa. El Estado está para acompañar, para dar el financiamiento más adecuado, para crear y apoyar esa industria nacional”

El acuerdo comenzó con una política del Banco Central que fue “parte integral de la reestructuración de la actividad productiva”: “Se estableció una línea de inversión productiva que consiste en brindar créditos a la misma tasa con que los bancos toman depósitos. Es decir, a la misma tasa de un plazo fijo. Esa línea de créditos está disponible en todos los bancos”. Entonces “partimos con el aporte inicial del Nación, que pone en oferta $ 50.000 millones en tres líneas. A eso, junto con el Ministerio de Desarrollo Productivo, le bonificamos 7 puntos a esas tasas, llamadas preferidas. Son tasas ya negativas y además va a estar esa bonificación de 7 puntos”.

“El Bapro lo va a hacer con 10.000 millones de pesos. Ahí ya tenemos 60.000. Los otros 40.000 los vamos a hacer con el BICE, con los bancos de las provincias y también con instituciones financieras”, aseveró Solmi. “Nuestro objetivo”, insistió, “es que todos los productores, ya tengan la posibilidad de entrar a un banco por la puerta principal, por la puerta del costado o por ninguna, sean asistidos. Que todos tengan fondos para sus inversiones independientemente de sus posibilidades o no de bancarización”.

Destete y faena

Entre los puntos destacados del programa, figuran el mejoramiento de la tasa de destete y del peso de faena. “En Argentina tenemos un stock ganadero similar al de 1978, con el doble de población. En el medio pasaron un montón de cosas, entre ellas varios años de sequía y una gran expansión de la frontera agrícola que hizo que lleváramos a los animales a lugares menos productivos. Otro problema es que obtenemos 63 terneros vivos de cada 100 que nacen. Esos 63 van a terminar el destete y van a pasar a engorde. Elevar esa tasa a, digamos, 70 cada 100, requiere obviamente de inversiones. Hay una tarea pendiente que involucra sanidad, infraestructura, tecnología reproductiva, para llegar a ese índice de 70/100 que buscamos”, afirmó Solmi.

En tanto, aseguró el funcionario, “el peso de faena en Argentina es el más bajo de la región. Por cada animal que llevamos a faena estamos obteniendo 200 y pico de kilos de carne, un poco más si es para exportación. En otros países esto es muy distinto. Una diferencia de 10, 15 kilos más por animal en la faena reduce enormemente la oferta cuando se multiplican por los millones de animales que se faenan al año. La oferta de carne limitada provoca que la tasa de extracción que tiene ese sistema sea limitada. Hay una cantidad de animales que se pueden sacar para que el rodeo siga siendo sustentable. En 2019 se pasó esa cifra y se terminaron faenando muchas hembras con destino a la exportación, lo que hizo que se pierdan las ‘fábricas’ de terneros”.   

Lechería y bienestar animal

El sector lechero es el otro gran beneficiado en el plan crediticio presentado. Según el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de Nación, “la producción de carne y de leche tiene puntos en común en cuanto al manejo de hacienda. Ahí los tamberos también entran en las líneas que están diseñadas para el capital de trabajo, ya que la actividad implica muchísima inversión diaria. Dentro de los puntos elegibles están las cuestiones de inseminación, de infraestructura y de reservas forrajeras estratégicas, lo que es fundamental en la lechería ya que si querés una vaca que produzca la tenés que tener como un Fórmula 1”.

“Por otra parte”, agregó, “también proponemos inversiones para bienestar animal. La Argentina enfrenta lobbys muy poderosos a nivel mundial sobre la cuestión de las emisiones de gas de efecto invernadero y del bienestar animal. Tenemos una política de certificación de nuestras carnes, que son excelentes, de animales alimentados a pasto. Estamos trabajando en esta certificación y en que el productor pueda invertir en bienestar animal para que también seamos competitivos en ese rubro. Cuando yo era chico, el bienestar animal consistía en que el ganado tuviese agua, sombra y reparo de los vientos. Hoy se incorporan otros elementos que van de la mano de la tecnología y eso implica una inversión”. (DIB) MM

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad