19.5 C
La Plata
07/12/2021
InicioMunicipalesUn código de convivencia con fuertes multas genera polémica entre oficialismo y...

Un código de convivencia con fuertes multas genera polémica entre oficialismo y oposición en La Plata

Fue elevado al Concejo Deliberante por el intendente Julio Garro y podría aprobarse este miércoles. Desde el Frente de Todos afirman que el proyecto contiene artículos que en su aplicación complicarían a miles de platenses en su vida diaria.

Publicidad
Publicidad

Un nuevo código de convivencia que buscará regular y sancionar con fuertes multas gran parte de las conductas callejeras en La Plata podría ser aprobado este miércoles en el Concejo Deliberante en medio de fuertes disputas entre el oficialismo local y la oposición que constituye el Frente de Todos.

La iniciativa, elevada por el intendente local Julio Garro, de Juntos por el Cambio, es duramente cuestionada en varios puntos por el Frente de Todos, por lo que se espera que este miércoles sea una jornada de intenso debate al interior del recinto. Mientras tanto, las organizaciones que se oponen a la nueva ordenanza se manifestarán con un abrazo simbólico al Palacio Municipal.

El Código será sancionado por mayoría automática con los 13 votos de Juntos por el Cambio más su aliado del GEN. La oposición, representada por los diez concejales del Frente de Todos, lo rechazará bajo el argumento de que es “discriminatorio” y plantea la existencia de “platenses de primera y de segunda”, entre otros cuestionamientos.

En rigor, una de las principales críticas está fundada en la prohibición que el código de convivencia plantea a “la venta ambulante de todo tipo, la venta en semáforos y la actividad de los limpiavidrios”. “Es un código de convivencia pensado para esconder la basura debajo de la alfombra, para sacar a los más excluidos y vulnerables del Casco Urbano”, plantean desde el Frente de Todos.

La diputada provincial y exconcejal platense, Florencia Saintout, advirtió además que se pone en peligro la “amplia actividad cultural platense” al “limitar el trabajo de los centros culturales y de los artistas populares, independientes, autogestivos, callejeros y barriales”.

“Sólo aportará más confusión, exclusión y complicaciones a la vida cotidiana de los platenses”, señaló Saintout, al tiempo que cuestionó que “se aprobará un Código de Convivencia que no ha salido de un consenso de los sectores que representan a la ciudad, ni siquiera dado a conocer a los platenses y mucho menos debatido entre la otra fuerza mayoritaria de la ciudad, como es el Frente de Todos”.

“No ha sido pensando en una ciudad que priorice la inclusión y la vida democrática y participaba. Parte de una base como si fuéramos todos iguales y de ahí construir un código cuando no reconoce las enormes desigualdades con las que vivimos en nuestra ciudad. Eso es una falla muy grande”, dijo por su parte la concejal Yanina Lamberti.

Es que otro de los cuestionamientos que realizan desde el Frente de Todos es que el Código no regula las actividades que se desarrollan en los barrios cerrados. “¿Qué sucede dentro de los barrios cerrados o de countrys, donde se sabe se desarrolla una importante actividad social? ¿Dentro de los límites de esas urbanizaciones este código no rige?”, se preguntan.

Qué dice el proyecto

El proyecto para modificar el actual Código de Convivencia contempla la redefinición de “faltas graves” como aquellas que “atenten en forma manifiesta contra las normas de protección del ambiente, la salubridad pública y el bienestar animal y prevé eliminar la sanción de arresto e incorporar el trabajo comunitario como sanción”.

La venta callejera es uno de los temas que se aborda en el código y la nueva norma dispone que quienes comercialicen mercadería sin permiso, inscripción o comunicación exigibles, así como de aquella cuya comercialización fuere prohibida, será sancionados con multad de entre $7.000 a $700.000.

La ocupación de la vía pública con mercadería será sancionada con multa de hasta $527.250; y el ofrecimiento a viva voz o con adminículos sonoros de cualquier producto, será sancionado con multa de hasta $351.500.

Y quien vendiera de manera ambulante en el espacio público, cualquier producto sin importar la naturaleza, excepto los autorizados específicamente, será sancionado con multa de $52.000 y $527.000, procediéndose al decomiso de la mercadería en el mismo momento de verificada la infracción. 

Asimismo, tiene un apartado para la protesta callejera, ya que prevé multas de $17.000 a $700.000 a quienes incineren neumáticos u otros objetos y de hasta $700.000 cuando dicha conducta fuera desplegada por partidos políticos, asociaciones gremiales o civiles, organizaciones no gubernamentales o agrupación de personas; así como la clausura y/o inhabilitación del lugar en el que se origine. 

Del mismo modo, habrá multas de hasta $263.000 para quienes “estimulen o provoquen ruidos molestos perturbando la tranquilidad o reposo de la población y de hasta $350.000 para titulares o conductores de vehículos que circulen con equipos de sonido modificados entre las 22 y las 6”.

El código señala que “las manifestaciones y/o movilizaciones no deberán impedir el normal desarrollo del tránsito vehicular de la ciudad, quedando prohibido obstaculizar totalmente los carriles de circulación y que, de hacerlo, serán sancionadas con multas de hasta $351.000”. 

El Ultimo Primer Día (UPD) también tiene un espacio en el nuevo Código de Convivencia, en el que se detalla que serán sancionados con multa de $17.000 a $210.000 y/o trabajo comunitario durante un máximo de 60 días los padres, tutores o guardadores de menores de edad por los daños que éstos causaren en el espacio público municipal.

En relación a las conductas en el espacio público, se menciona a quien “ofreciere, solicitare, negociare o aceptare servicios sexuales retribuidos en los espacios públicos no autorizados por el Ejecutivo Municipal”, que será sancionado con multa de hasta $316.000.

Y el que fumeo arroje colillas o restos de cigarrillos dentro de los espacios de juegos o circuitos deportivos existentes en parques, plazas u otros espacios públicos, será sancionado con multa de entre $1.700 y $17.000.

El acoso callejero también está contemplado con duras sanciones. “Quien hostigue, maltrate o intimide, afectando la dignidad, la libertad, el libre tránsito y el derecho a la integridad física o moral de las personas, será sancionado con multa de $878.000 y la realización de un curso con una carga horaria de ocho horas”.

Las mascotas

La convivencia responsable con mascotas es otro de los puntos centrales del Código. Se sanciona a quien maltratare, violentare, mutilare, golpeare o cercenare la integridad física de un animal con multas de hasta $700.000. En tanto que quien no recolecte las heces de animales domésticos de la vía pública, podrá recibir multa de hasta $35.000.

Agrega sanciones para quienes usan vehículo con tracción a sangre, en referencia fundamental a los carreros que usan caballos. Las sanciones previstas alcanzan hasta los $527.000.

Hay otras conductas con mascotas que son sancionadas: “Quien abandone animales domésticos o los confine en espacios inadecuados, será sancionado con una multa de $17.000 a $175.000” y quien menoscabe la integridad de un animal, tendrá una multa de hasta $105.000”. (DIB)

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad