24.6 C
La Plata
21/10/2021
InicioViajesLos Discos, esa histórica parilla que siempre se reinventa

Los Discos, esa histórica parilla que siempre se reinventa

El emprendimiento gastronómico, clásico en La Plata, cerró en 2019 como consecuencia de la pandemia. Ahora reabre sus puertas con importantes novedades.

Publicidad
Publicidad

El próximo martes 12 de octubre reabrirá sus puertas la histórica parrilla Los Discos, un clásico de La Plata que por la pandemia estuvo cerrada pero que desde ahora buscará volver con sus clásicos sabores a todos los que estén por la capital provincial.

Los Discos, fundada el 5 de octubre de 1993 y ubicada en calle 48 entre 3 y 4, fue durante casi 20 años un lugar elegido y elegible por los platenses pero también por aquellos visitantes provenientes del interior provincial que, por diferentes motivos, recalaban en la capital bonaerense ya sea por trabajo, gestiones o salud.

Es que allí uno encontraba, además de la excelencia de sus platos preparados con profesionalismo y respeto por el cliente, un clima de cordialidad muy particular que invitaba siempre al retorno. Esa impronta, claro está, era aportada por su propietario, Vicente Fichera, un catamarqueño por nacimiento y bolivarense por crianza, que heredó la bonhomía y el tesón de su padre médico que por razones muy particulares se afincó en Hortensia, un pequeño pueblito del partido de Carlos Casares, hacia donde derivó su arte de curar.

Los Discos cerró sus puertas en 2019, cuando la pandemia de Covid y las restricciones a todas las actividades que se impusieron como medidas preventivas arrasaron con emprendimientos empresariales de toda índole y especialmente con los del rubro gastronómico, quizás el más perjudicado en ese sentido.

Fichera, por ese tiempo, había hecho una inversión importante reciclando la totalidad de su restaurante al que, con el mejor criterio estético, había renovado para ponerlo a tono con una visión optimista de la realidad y mirando al futuro de esa manera. Pero la pandemia le cerró las puertas y no sin dolor asumió lo irremediable.

Sin embargo, como corresponde al espíritu de los luchadores, este retorno gradual a la normalidad que comienza a asomar, volvió a poner a Vicente en el terreno que más le gusta: en el de tomar riesgo, asumir compromisos, apostar por él mismo y por su gente.

Esta reinauguración es un símbolo de lo que es dable esperar de un emprendedor, un signo indubitable de un nuevo tiempo que comenzamos a vivir y representa la seguridad de que vamos camino al reencuentro con un lugar entrañable que agradecemos recuperar. (DIB)

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad