17.4 C
La Plata
06/12/2021
InicioPolíticaG20: el Presidente pidió alivio por la deuda e insistió en una...

G20: el Presidente pidió alivio por la deuda e insistió en una nueva “arquitectura financiera”

Alberto Fernández llamó a “construir un nuevo multilateralismo orientado al desarrollo de los países más vulnerables”.

Publicidad
Publicidad

El presidente Alberto Fernández planteó este miércoles, ante un foro del G20, que “urge repensar” una “nueva arquitectura financiera internacional” y volvió a postular la “necesidad” de un marco multilateral para la reestructuración de la deuda de los países de renta media ante el “riesgo generalizado de crisis de deudas externas en los países en desarrollo”.

En el marco de la Cumbre de Finanzas en Común convocada por el G20 y en un mensaje grabado de cara a los principales líderes, volvió a insistir con su mensaje de “construir un nuevo multilateralismo orientado al desarrollo de los países más vulnerables” con el objetivo de extender los plazos de pago de la deuda y rebajar las tasas de intereses sujetas a la realidad marcada por la pandemia. 

“Urge repensar -y lo hacemos a través de esta iniciativa- una nueva arquitectura financiera internacional que brinde una respuesta multidimensional a estos problemas tan íntimamente relacionados”, subrayó Fernández y consideró que el “rol y el nuevo dinamismo que la realidad impone sobre los bancos de desarrollo será clave para la reconstrucción de la post pandemia”.

Previo al desarrollo de la Cumbre del G20 de Roma de fines de octubre del que participará de manera presencial, Fernández sostuvo que el debate “se entabla en momentos en que una triple crisis de pandemia, cambio climático y deuda golpea duramente a los países de renta media como Argentina”.

El foro reunirá a las principales economías del mundo y las naciones en desarrollo y tendrá como eje central la salida de la pandemia por coronavirus. El evento se celebrará en Roma, el 30 y 31 de octubre, con la participación de los líderes de los países integrantes de ese bloque mundial y de sus homólogos de los países invitados y de los representantes de algunas organizaciones regionales.

Desde su asunción, el Presidente encaró una negociación -que aún continúa- con el Fondo Monetario Internacional para el pago de la deuda externa contraída por la gestión de Mauricio Macri, y en reiteradas oportunidades afirmó: “No voy a firmar con el FMI algo que dañe a los argentinos”.

En su intervención, Fernández analizó que “enfrentamos” el “riesgo de una crisis generalizada de deudas externas en los países en desarrollo que se abate sobre el planeta”. Y añadió: “Por eso, apoyamos la idea de impulsar un acuerdo multilateral inclusivo y sostenible, capaz de abordar de manera acabada las cuestiones referidas a la reestructuración de las deudas soberanas”.

En esa dirección, el primer mandatario analizó que la “prórroga de la Iniciativa de Suspensión de Servicios de Deuda producida por el G20, si bien valiosa, es una medida provisoria que no resulta suficiente”.

“No ataca de forma definitiva la impostergable necesidad de alivio y reestructuración de deudas insostenibles. Necesitamos en particular un marco multilateral para la reestructuración de la deuda de los países de renta media, cuya falta supone un verdadero vacío dentro de la gobernanza financiera internacional”, advirtió Fernández.

Por ello, apuntó que “en vísperas de la Cumbre de Líderes del G20 -el 30 y 31 de octubre-, alentamos la ampliación del nuevo Marco Común para el Tratamiento de la Deuda del G20 a países de ingresos medios con vulnerabilidades”.

Al respecto, celebró la “ampliación y distribución de los Derechos Especiales de Giro del Fondo Monetario Internacional, iniciativa que abre la puerta para una esperanza. Lo que un año atrás era impensable, hoy es una realidad”. Además, puntualizó que el “nuevo destino de los Derechos Especiales de Giro debe orientarse a nutrir un gran pacto de solidaridad global que incluya a los países con alta vulnerabilidad climática, socio productiva y financiera”.

Y propuso “impulsar sistemas de financiamiento sostenibles que promuevan mecanismos de pago por servicios eco sistémicos”, como postuló recientemente de cara a la cumbre de clima climático de Glasgow, y expresó que el concepto de deuda ambiental y el canje de deuda por clima, es otro paso virtuoso que tenemos que impulsar”. (DIB) FD

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad