14.5 C
La Plata
28/09/2021
InicioViajesWashington en diez momentos

Washington en diez momentos

Publicidad
Publicidad

Washington D. C. es una de las ciudades más importantes del mundo por una sencilla razón: es la sede federal del Gobierno de los Estados Unidos. Pero además ofrece un montón de cosas que visitar y experiencias que vivir, cosa que lo convierte también en un destino apropiado para turistas de todas las edades.

La capital del país, compacta junto al río Potomac y que bordea los estados de Maryland y Virginia, atrae por los museos, los monumentos y los edificios del Gobierno como la Casa Blanca y el Capitolio es el Distrito de Columbia -por esto DC-.

Desde su fundación en 1801, Washington D. C. fue testigo de mucha historia: la Guerra de Secesión, la Gran Depresión, el Movimiento por los derechos civiles. Por eso, un viaje por sus calles permitirá tomar conciencia de ello, con la ayuda de los memoriales de Lincoln y Martin Luther King Jr. o en el Teatro Ford.

National Mall

Visitar el National Mall es imprescindible, ya que es la zona central donde se encuentran los monumentos más importantes de la ciudad. El Monumento a Washington es su corazón, y a su alrededor se encuentran el Memorial Lincoln y el Capitolio, sede del Congreso de los Estados Unidos.

El Capitolio

El Capitolio es uno de los lugares fundamentales de Washington, razón por la cual cada año miles de turistas visitan la ciudad. Se encuentra en el barrio de Capitol Hill, en lo alto de una colina, lo que permite que sea visible desde casi cualquier punto. Alberga las cámaras del congreso del país. Este edificio vio la luz en 1800 y se encuentra levantado sobre un terreno de unas diez hectáreas que se encuentran prolijamente cuidadas, con jardines, paseos y calles. Posee una cúpula que termina en forma de obelisco y alcanza los 185 metros de altura.

La Casa Blanca

La Casa Blanca es otro de los lugares que no puedes dejar de visitar en Washington (aunque solamente sea desde el exterior). Visitar la Casa Blanca para los extranjeros, no es tarea fácil. El centro de trabajo del jefe de estado es un lugar muy bien protegido y que requiere un montón de papeleo y permisos si quieres acceder.

La Casa Blanca se puede apreciar desde afuera. (Agencia Xinhua)

Los Memoriales

Los Memoriales son otro de los atractivos. Puedes visitar el que hay junto al National Mall erigido para honrar a uno de los presidentes más importantes de la historia de los Estados Unidos de América, Abraham Lincoln y el obelisco que honra la memoria de George Washington en el barrio de Georgetown, un lugar muy interesante y bonito que visitar, que contrasta mucho con la parte turística.

Cementerio de Arlington

El Cementerio Nacional de Arlington se encuentra muy cerca del Pentágono y es el lugar donde descansan las almas de veteranos que participaron en todas las historias del país. También se encuentran allí los restos de importantes figuras, como la de John Fitzgerald Kennedy, sobre cuya tumba se encuentra encendida la llama eterna (una mecha que no se ha apagado nunca desde que se encendió, cuando el cuerpo del presidente asesinado fue enterrado).

La Catedral Nacional

La llaman “La Casa Nacional de Oración” y entre las catedrales más grandes del mundo se encuentra en el sexto puesto. Es un templo de estilo neogótico construido en el siglo XX, en el que se venera la figura de los apóstoles Pedro y Pablo y que se encuentra gestionado por la Iglesia Episcopal. Una de las cosas que más llamará tu atención es su arquitectura, ya que a diferencia de la mayoría de iglesias del país responde más bien al modelo europeo gótico.

Museo del Aire

Para muchos este es el museo más fascinante, ya que en su interior los visitantes puedes conocer una extensa colección de naves que fueron fundamentales en la historia de Estados Unidos y de la aviación. El Museo Nacional del Aire y el Espacio fue fundado en 1976, y cualquier viajero debería pasarse unas horas aquí ya que puede aprenderse mucho incluso de la historia de la humanidad, al margen de los viajes estelares.

La Galería Nacional

En un edificio que goza de una arquitectura imponente y una calidez que parece de otra época se encuentra una de las galerías artísticas más fascinantes de Estados Unidos, la Galería Nacional de Arte. Fue fundada en 1937 con el objetivo de conservar una colección privada formada por cuadros inolvidables de Cézanne, Monet, Gauguin y Gogh. Un paseo por los jardines que bordean la galería es otra de las cosas que no puedes dejarte fuera de la visita.

El barrio de Georgetown

Antiguamente Georgetown se hallaba separada del centro de Washington. Sin embargo, con el correr de los años y el aumento de la demografía de la ciudad, se ha visto absorbida completamente por ésta formando parte de sus barrios más importantes. Se trata de un sitio muy pintoresco y antiguo en el que el viajero puede observar fabulosas mansiones y casonas de otra época. Se halla a orillas del río Potomac y cuenta con un puerto llamado Washington Harbour, en el que podrás disfrutar de un bonito paseo mientras observas preciosos yates y botes de todo tipo.

Teatro Ford

En este sitio fue baleado el 14 de abril de 1865 del presidente Abraham Lincoln, quien murió horas después en Petersen House, al otro lado de la calle. El sitio histórico ofrece una perspectiva integral de la vida y el legado de Lincoln a través de exhibiciones y programas en su teatro, museo y centro educativo. (DIB) FD

*Nota publicada en el suplemento De Viaje

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad