15.8 C
La Plata
28/09/2021
InicioSociedadCovid-19 y vacunación obligatoria: las medidas en otros países y los incipientes...

Covid-19 y vacunación obligatoria: las medidas en otros países y los incipientes antecedentes locales

El debate ya se instaló en varias partes del mundo a partir de rebrote de contagios por la variante Delta y la ralentización de la inmunización por las campañas antivacunas en Europa y Estados Unidos.

Publicidad
Publicidad

El rebrote de contagios por la variante Delta y la ralentización de la inmunización por las campañas antivacunas en varios países empujaron a Gobiernos de distintas partes del mundo y hasta a empresas a imponer la vacunación obligatoria contra el coronavirus en sectores clave de la población, especialmente los trabajadores de salud o los que se desarrollan una tarea frente al público.

La ministra de Salud nacional, Carla Vizzotti, señaló días atrás que se trata de una medida que aún no es necesaria a nivel local porque en la Argentina existe una tradición a favor de la vacunación, pero no lo descartó en un futuro. Cabe señalar que en nuestro país, las vacunas del Calendario son gratuitas y obligatorias por ley.

Sucede, además, que las vacunas contra el coronavirus no tienen una aprobación definitiva sino una de emergencia por los entes reguladores y la propia Organización Mundial de Salud (OMS) debido a la velocidad con lo que se realizaron los ensayos clínicos y la necesidad de una respuesta rápida ante la pandemia.

Pese a esto, en varios países buscan avanzar en la obligatoriedad: el último en hacerlo fue Estados Unidos, cuando el presidente Joe Biden, decretó que millones de empleados federales deben inocularse o cumplir una serie de restricciones: llevar barbijos al trabajo, independientemente de su ubicación, mantener distanciamiento físico con otros empleados y cumplir con un requisito de pruebas de detección semanales o dos veces por semana.

Biden, además, anunció que subsidiará el pago de los días no trabajados por quienes se inmunicen y adelantó que ordenará al Pentágono que estudie la posibilidad de añadir la vacunación obligatoria para los miembros de las Fuerzas Armadas.

Una decisión similar a la del Gobierno federal con sus trabajadores fue anunciada previamente por las autoridades de California, el estado más poblado del país, donde antes del 21 de agosto todos los empleados públicos, incluyendo los del sector sanitario, deberán certificar que fueron inoculados o testearse dos veces por semana y usar tapabocas.

Nueva York hará lo mismo a partir de septiembre, en una iniciativa que alcanzará a todos los trabajadores estatales, incluidos policías, bomberos y maestros, con una línea más estricta para los profesionales de los hospitales que tendrán que inmunizarse sí o sí, sin posibilidad de elegir la opción de las pruebas semanales de coronavirus.

En el sector privado, los gigantes tecnológicos Google y Facebook exigirán que todos sus empleados que desarrollen tareas en sus instalaciones estén inmunizados, en principio en sus sedes de Estados Unidos pero con planes de extenderlo a otras regiones del mundo a medida que avancen las campañas.

¿Qué pasa en Europa?

En Europa, el país que más avanzó en este sentido es Francia, con una ley impulsada por el presidente Emmanuel Macron y aprobada por el Parlamento que contempla la inoculación obligatoria de los profesionales de la salud y de los que trabajan en contacto con personas vulnerables.

La normativa alcanza un amplio espectro de trabajadores, desde el personal de hospitales públicos y privados, hasta los de geriátricos, bomberos, psicólogos, osteópatas, entre otros, que deberán recibir las dosis antes del 15 de septiembre.

Italia, por su parte, ya impuso la inmunización sí o sí para los trabajadores en los centros de salud y farmacéuticos, y Grecia sumó a esta lista a los empleados en residencias de adultos mayores.

Hungría hizo lo mismo para el personal de salud y Rusia determinó que, en las regiones con mayor circulación del virus, los empleados considerados esenciales o que por su actividad están más expuestos deben vacunarse de forma obligatoria, algo que el presidente Vladimir Putin ya descartó extender a nivel nacional.

Fuera de Europa, esta idea también se está expandiendo. Australia decidió el mes pasado la vacunación obligatoria para el personal de residencias de mayores y empleados de hoteles, mientras que Indonesia anunció que impondrá multas a aquellos que se nieguen a recibir la inyección, algo parecido a lo que decretó Turkmenistán y Tayikistán, en donde la inoculación es obligatoria para todos los mayores de 18 años.

Los antecedentes argentinos

En Jujuy, el gobernador Gerardo Morales, decretó la obligatoriedad de la inmunización para todos los empleados públicos, con descuentos salariales para quienes no lo acaten, pero además anunció que los ciudadanos deberán presentar su carnet de vacunación para poder hacer uso del transporte público de pasajeros.

Mientras que en la provincia de Buenos Aires el primer paso en ese sentido fue dado por Martín Insaurralde, el intendente de Lomas de Zamora, quien días atrás anunció que va a enviar un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante local para establecer como requisito de ingreso a dependencias del Municipio, así como la solicitud de turnos y el acceso a los servicios que presta la Comuna, la presentación de la constancia de vacunación contra el coronavirus o de un certificado médico de contraindicación de la vacuna.

“Vamos a empezar extendiendo este requisito a funcionarios, funcionarias y personal del Municipio de Lomas de Zamora. La implementación se hará en forma progresiva y de acuerdo a las particularidades de cada área a partir del 1 de septiembre de 2021”, señaló. (DIB) MCH

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad